22.9 C
Manta
lunes, octubre 3, 2022

Recomendado

Argentina: Historia de joven que murió por covid a la espera de una cama – Latinoamérica – Internacional

Una imagen de una joven recostada en el piso de un hospital a la espera de ser atendida por complicaciones derivadas del covid-19 se viralizó recientemente en redes sociales.

La angustiosa fotografía fue tomada por Claudia Sanchéz, la madre de Lara Arreguiz, de 22 años. La joven falleció en condiciones lamentables. 

Lara era estudiante de Ciencias Veterinarias en la Universidad Nacional del Litoral (UNL), en Argentina, y, según su mamá, se destacaba por su amor a todos los animales.

(Le puede interesar: Muere el primer hombre que recibió una vacuna anticovid en Inglaterra).

Lara vivía en la ciudad de Esperanza, ubicada a 45 kilómetros al oeste de la ciudad de Santa Fe (Argentina). Según ‘La Nación’, comenzó a sentir fuertes síntomas de covid-19 el pasado jueves 13 de mayo.

(Si nos visita desde la app de EL TIEMPO puede ver la ubicación aquí)

De acuerdo con el medio argentino, la joven había sido diagnosticada inicialmente en el centro de salud Protomédico, en Santa Fe. Allí la sentaron en una silla de ruedas porque no había camas, según declaró Alejandro Arreguiz, el padre de Lara.

La madre dijo al medio ya mencionado que a su hija le hicieron nebulizaciones y que la regresaron a su casa. Sin embargo, el estado de salud de la joven era cada vez peor.

(Siga acá: Covid: presidente Arce recibe vacuna para motivar a los bolivianos).

Por tanto, se dirigieron al Hospital Iturraspe “con un positivo de covid y diagnóstico de neumonía bilateral. Lo anuncié desde un principio y ni siquiera así tuvieron un poco de sentido común y empatía”, aseguró la madre.

Claudia compartió la imagen viral en su cuenta de Facebook, en la que aseguraba que “se sentía muy mal y necesitaba acostarse. Solicité permiso para que la dejaran acostar en una camilla que estaba ahí y no me autorizaron. Entonces se acostó en el piso a esperar su turno”.

(Además: Antes de morir, paciente de covid denunció en cartas mala atención).

La mujer contó que, desde los 10 años, Lara padecía diabetes y era insulinodependiente, razón suficiente para ser considerada paciente de alto riesgo y ser meritoria de una atención especializada.

Sin embargo, escribió en la publicación que “los médicos la vieron ahí tirada y la miraron como un ‘bicho raro’ y no la hicieron pasar hasta que tocó su turno”.

(SI nos lee desde la app de EL TIEMPO puede ver la foto aquí)

Los días siguientes fueron aún más tormentosos. Claudia también se contagió de covid-19 y tuvo que dejar al mando a Alejandro.

Luego de pasar un tiempo en el suelo, “un médico o enfermero que pasó la levantó y se la llevó a la guardia. Ahí le administraron oxígeno y se calmó, pues había estado llorando. Pero nos dijeron que no había camas, así que estuvo hasta las 9 p. m. en la guardia y después la llevaron al Iturraspe antiguo, donde había una cama para ella”, declaró Alejandro a ‘La Nación’.

En charla con el medio local ‘InfoMercury’, el padre contó más desgarradores detalles: 

La pasaron a una sala intermedia para controlar la insulina. Las enfermeras nos decían que estuviéramos tranquilos, que ella era una chica joven y fuerte. Yo la iba a visitar todos los días, solo 15 minutos mediante una ventana. El jueves 20 me mandaron un mensaje desde el Hospital, me preguntaron si no quería ir a verla un ratito. Cuando llegué ella estaba de costado, muy mal, con una máscara de oxígeno. Cerraba sus ojitos, yo me quebré, no podía verla así. Vinieron unos enfermeros y me dijeron que ella me tenía que ver bien. Que me devolviera a mi casa y que le avisaban novedades a su mamá”.

(Le recomendamos: Ni cáncer ni menos oxígeno: no hay efectos nocivos en el tapabocas).

Luego de ver a su hija en aquel estado, Alejandro quedó “devastado”. Pese a que los doctores trataron de darle ánimo, las malas noticias no tardaron en llegar. Ese mismo día Lara fue internada en una Unidad de Cuidados Intensivos, donde fue intubada.

“Ahí el mundo se me vino abajo. Nos volvieron a decir que nos quedáramos tranquilos, que era joven, que iba a salir adelante. Pero a las 3 de la mañana del viernes 21 de abril nos avisaron que falleció”, declaró el padre.

(Siga leyendo: Mayo ya es el mes más mortal de la pandemia de covid-19).

Que injusta e inexplicable es la vida, #QEPDLARA #LaraArreguiz Volá muy alto #Lara ❤
Gracias por el esfuerzo y la lucha diaria que dedicaste a los que no tienen voz, el mundo necesita más personas como vos. pic.twitter.com/jOYf8Jzh79

— ༒•???? ?????????•༒ (@Yayulen_) May 25, 2021

(SI nos lee desde la app de EL TIEMPO puede ver la foto aquí)

La muerte de Lara fue un golpe duro para la familia. Además, la situación también ha sido motivo de indignación en la ciudadanía argentina, pues como dijo su mamá en una publicación de Facebook:

“Lara tuvo una cama muy tarde: Por falta de empatía, sentido común y profesionalismo. Anduvimos de acá para allá más de dos días para tenerla. Y la terapia pasó en los últimos momentos. Ella era paciente de riesgo y debía ser prioridad en la atención. Los médicos hacen un juramento y acá no lo cumplieron”.

Por otra parte, el director del hospital Iturraspe, Francisco Villano, se refirió a la crítica situación que se vive por la alta demanda de pacientes covid y destacó en el programa radial ‘Aire de Santa Fe’ que «Lara tuvo una cama y fue atendida en una institución pública». 

También aseguró que el 60 por ciento de los pacientes que ingresan a cuidados intensivos mueren.

(Además: ¿Hay que vacunar o no a los niños contra covid-19?).

(SI nos lee desde la app de EL TIEMPO puede ver la foto aquí)

“La muerte de un familiar es una catástrofe para la familia, una angustia y desesperación y se entiende la situación del familiar. Pero realmente el sistema de salud está trabajando febrilmente», puntualizó.

Ante los comentarios del director, Claudia compartió en su Facebook imágenes que prueban la falta de atención y el servicio negligente que tuvieron en la institución.

“Señor Villano, obvio que usted no puede entrar en polémica conmigo, yo estoy diciendo la verdad. Tengo los chats que demuestran que mientras Lara estuvo en la sala de aislamiento no fue asistida más que con oxígeno”, escribió.

(Le puede interesar: Los perros pueden detectar el covid con una precisión de hasta el 94 %).

Alejandro, por su parte, hace un llamado a las personas, en especial a los jóvenes. “Muchos dicen que todo esto es mentira. Pero cuando te toca en carne propia hay que vivirlo y es lo peor que te puede pasar. Estar de hospital en hospital con un ser querido y no tener una cama o un médico que te ayuden. Espero que lo que nos pasó sirva para concientizar a la gente, que esto le puede pasar a cualquiera», concluyó para ‘InfoMercury’.

Crisis en Argentina

La crisis hospitalaria en Argentina es de las más graves en Latinoamérica.

(Además: Tercera etapa de vacunación: lo que debe saber).

(Imagen de referencia). Argentina es de los países latinos más azotados.

Tan solo a inicios del mes de mayo, en el área metropolitana de Buenos Aires,las unidades de terapia intensiva (UTI) en el sector público y privado estaban al 76.8 por ciento de su capacidad. Este número que ha ido variando pero que se mantiene en altas cifras, según la agencia ‘EFE’.

A la fecha se han reportado más de 74.400 fallecimientos en el país. Los datos entregados por las autoridades sanitarias argentinas aseguraron que el lunes 24 de mayo se presentaron 417 muertes.

(Le puede interesar: Investigación sobre la pandemia amenaza a Bolsonaro en Brasil).

En materia de vacunas, desde diciembre, Argentina ha recibido principalmente dosis de la vacuna rusa Sputnik-V pero también de la china Sinopharm, en menor medida de la Covishield (hecha en India y producida con la tecnología de AstraZeneca) y de las proporcionadas por el mecanismo Covax de Naciones Unidas.

Según datos del Gobierno Nacional argentino se han reportado, al menos con una dosis, más de 2 ‘365.500, y con ambas dosis, más de 11 millones de personas.

Tendencias EL TIEMPO

Más noticias

Recomendado

No te pierdas