22.9 C
Manta
lunes, octubre 3, 2022

Recomendado

«Tenés todo, tenés nada» – AS.com

Las frases del Cholo. De vez en cuando, Simeone suelta una perla, para algunos una hipérbole, de esa metáfora de la existencia que es el fútbol. «Nos vamos a dejar la vida» como gran titular de una forma de sentir el juego, difícil de explicar para los que no entienden esta pasión. Se pone el broche final a la temporada más difícil de la historia, sin pretemporada, intercalando lesiones y contagios como si se tratase de una película de miedo. Tarde de televisión, transistores o de aplicaciones de resultados. Tremendo lo de Zorrilla donde puede haber un título y un funeral, un funeral y una salvación o dos funerales. El Atlético, de Oblak siempre, pero también de Llorente, de Carrasco, de Koke y de Correa según el tramo de la temporada, tiene el título al alcance de su mano. Luis Suárez merece párrafo aparte.

Sangre en el ojo. No hay una afrenta mayor para un delantero de época que le piquen el orgullo. El Barça de Bartomeu no solo le puso de patitas en la calle, sino que le regaló al Atlético y aireó que su relación con Messi era nociva para el vestuario. El camaleón, que ya enarboló las banderas de Ajax, Liverpool y la de su Selección, lo ha vuelto a hacer. Tres asistencias y veinte goles, el último ante Osasuna será icónico si el Atlético conquista el título, hacen justicia a un auténtico fuera de serie. Siempre querré en mi equipo a los que les molesta más un cambio que su maltrecha rodilla, a los que se parten el alma por la camiseta que defienden.

Benzema y Gerard Moreno. El fútbol de Karim ha conseguido derribar todos los muros esta temporada, incluso el de la presunción de inocencia que se había pasado por el forro Deschamps durante un lustro. El Madrid es peor sin Cristiano, sí; Cristiano es peor sin el Madrid, síiiii; Benzema es mejor sin Cristiano, pues también. Su temporada, pase lo que pase, es superlativa. Enfrente tendrá al mejor delantero nacional. Gerard es un Benzema a la española, que marca y hace mejores a los que le rodean. El Villarreal, aún con la final de la Europa League a la vista, no irá de paseo a Valdebebas.

El día después. Si el final de Liga, por arriba y por abajo, se presenta apasionante, no lo va a ser menos el día después con el futuro de Messi, de Zidane, de Ramos, de Bale, la limpia del Barça, con cambios de banquillo en los grandes, un mercado a la baja y Mbappé o Halland en el escaparate. Los cambios de ciclo, los de verdad, ya están aquí. Ya lo dijo el más longevo de los entrenadores el día más difícil de su vida deportiva: «Tenés todo, tenés nada». Eso es el fútbol… y la vida.

Recomendado

No te pierdas