8 C
Latacunga
domingo, julio 3, 2022

Recomendado

Colombia, ¿un objetivo de la guerra asimétrica en América Latina? – Latinoamérica – Internacional

El Centro para una Sociedad Libre y Segura (SFS) elaboró un informe sobre el contexto geopolítico de lo que sucede en Colombia. En él, su director, Joseph M. Humire, afirma que, en el 2005, Hugo Chávez desarrolló la doctrina de la guerra asimétrica que actualmente se está aplicando para tomar a Colombia. En 2016, Humire me dijo que Venezuela ya era la Siria de América Latina y que Colombia sería el país más afectado, porque es un objetivo del régimen de Maduro y sus aliados internacionales: Rusia, China e Irán.

Recuerdo que desde el 2005 Hugo Chávez hablaba de la guerra asimétrica.

Sí. Hoy ya no se pelea con guerras convencionales, especialmente cuando no se tienen unas fuerzas armadas técnica y logísticamente hábiles. Ellos sabían que esta conquista no la harían con fuerzas armadas.

No entiendo algo. Según usted, ellos sabían que no usarían las fuerzas armadas, entonces ¿por qué Chávez, solo entre 2005 y 2007, compró más de 4.000 millones de dólares en armamento a Rusia y China?

Sí, pero gastó en armamento de defensa, no en capacidad ofensiva y menos en mantenimiento de armamento que podía utilizar para un tipo de avance militar. Este tipo de guerra para conquistar terreno con fuerzas armadas no funciona. Hoy un país puede tener menos militares, menos entrenados, menos armados e igual puede ganar una guerra, si la maneja de forma asimétrica. Ahora, ese centro de gravedad ya no es fuerza militar: es legitimidad política y opinión pública. Esa es la forma en que Chávez y Maduro han conquistado terreno sin fuerza militar, usando desinformación, contrainteligencia, subversión, redes ilícitas.

(Puede interesarle: Senador Gustavo Bolívar denuncia sentirse amenazado)

¡Ah!, pero usted dice que actualmente no se producen conflictos convencionales y en el reciente conflicto entre Israel y Hamás hay lanzamiento de cohetes.

Es una guerra asimétrica, a pesar de que Hamás está usando algún tipo de armamento. La razón por la que utilizan esos cohetes es para provocar una respuesta de fuerza de Israel, para después denunciarlos ante la comunidad internacional. Donde ellos piensan ganar la guerra es en la opinión pública.

¿Es guerra asimétrica lo que ha sucedido en Chile y Colombia?

Sí, es guerra asimétrica. La mayoría del mundo democrático no entiende de guerra asimétrica. No ven como guerra una protesta o una migración masiva. No ven que son armas de guerra.

Usted dice que el Primer Foro Militar sobre Cuarta Generación y Guerra Asimétrica fue en Caracas en 2005.

Chávez elaboró la estrategia desde que fundó el Movimiento Bolivariano Revolucionario (MBR-200). Fue ese grupo subversivo dentro de las fuerzas armadas que intentó el golpe contra el presidente Carlos Andrés Pérez, en 1992. Pero lo que usted y yo hablamos en el 2016 fue que esto no fue inspirado en el modelo cubano porque los Castro tenían sus tentáculos en Venezuela en los 60, pero el modelo de ellos fue la guerra de guerrillas y financiaron y formaron grupos guerrilleros en toda Latinoamérica, y, obvio, en Venezuela. Pero estos grupos no pudieron llegar a capturar el poder más allá de Cuba, y ni siquiera las Farc pudieron hacerlo en Colombia.

Fue después de que llegaron los sirios –a finales de los años 60 comienzos de los 70– que cambiaron esa doctrina de guerrilla a insurgencia. La guerrilla busca emboscar y atacar a las fuerzas armadas, en cambio la insurgencia busca infiltrar las fuerzas armadas. En Venezuela, Chávez infiltró las fuerzas armadas. Él se inspiró en Siria, con el movimiento Panárabe.

Con ese modelo, ¿el gobierno de Cuba participa en este plan?

Está absolutamente metido e interesado, pero no vino de ellos la aplicación del modelo de la guerra asimétrica. El Gobierno cubano es una herramienta dentro de una estrategia mayor. Hoy existen tres potencias que se han alineado para reemplazar y derrocar el modelo democrático (Rusia, China e Irán) y a esas potencias se les han unido Venezuela, Siria, Ucrania, Crimea, Corea del Norte, Cuba, que son simplemente herramientas en su visión geopolítica.

(Siga leyendo: Consejo de Estado niega demanda contra elección de Margarita Cabello)

Chávez capturó el poder en 1998, tras el estallido de una anarquía popular (el Caracazo, 1989), el golpe de Estado (1992), el ataque feroz a los medios de comunicación y otros eventos que lograron la deslegitimación y posterior salida del presidente Carlos Andrés Pérez, utilizando mecanismos constitucionales. Llegó a la presidencia y celebró una constituyente que instituyó la revolución bolivariana. ¿Hubo aplicación de guerra asimétrica?

De cierta forma, sí, porque la guerra asimétrica busca utilizar a la opinión pública. Pero fue en 2005 cuando Chávez le dio forma de doctrina.

¿Exguerrilleros en curules del Congreso de Colombia son guerra asimétrica?

Sí. Es una guerra en varias dimensiones y lo político es una de ellas.

¿Cuáles son esas dimensiones?

Lo político, lo militar, lo económico, lo social.

Una herramienta de la guerra asimétrica es construir crisis humanitarias que generen migraciones masivas. Es el caso venezolano para infiltrar terroristas con identificación venezolana.

Hay varios niveles. Los llamo actores subversivos, porque no siempre es terrorismo lo que van a hacer. A veces es reclutamiento, formación, financiamiento. Son actores con una agenda muy diferente a un refugiado normal que está buscando una nueva vida.

Cuando menciono a infiltrados con identificación venezolana me sustento en la ‘Misión Identidad’, en la cual se otorgaron falsas identificaciones en Venezuela y consulados.

Voy a diferenciar. Están los potenciales terroristas del Medio Oriente que han llegado a América Latina, pasando por Venezuela con documentación falsa; y están los actores subversivos –que también pueden ser venezolanos–, que están infiltrando la cadena de refugiados, porque no están buscando refugio, sino que van a operar en el país donde llegan.

El presidente Duque entra prácticamente ciego -porque la inteligencia son tus ojos y tus oídos- para atender este tipo de amenazas. La reconstrucción de ese tipo de inteligencia es una prioridad.

Esto se llama ‘Migración Forzada Estratégica’, que se genera cuando se construye a propósito una crisis humanitaria para forzar la migración con un objetivo estratégico. Generalmente las migraciones masivas son por desastre natural, por una guerra, pero en este caso el régimen venezolano lo programó. La destrucción de la economía formó parte de esa estrategia.

El otro nivel en que pueden utilizar la migración es con los potenciales terroristas del Medio Oriente, no sabemos cuántos, pero hay miles en Venezuela que fueron documentados de pie a cabeza, no solo con un documento, son miles de documentos que les dan una identidad propia y que es muy difícil detectar. Y no siempre tiene que viajar por la cadena migratoria, también puede viajar por avión porque son personas documentadas. Usan a Venezuela como un centro de operaciones. El tema de migración es un tema central en la guerra asimétrica. Por eso la ‘Misión Identidad’ fue una de las primeras que se instaló en Venezuela. Todas las demás misiones (salud, vivienda, etc.) dependían de ‘Misión Identidad’, porque fue la que transformó la identidad de la población.

Me dice que los actores subversivos son difíciles de ubicar. ¿El Gobierno colombiano podría estar regularizando a miles de ellos?

Sí. Colombia tiene muy buena Inteligencia de Colección. Donde está débil es en Inteligencia de Análisis, en contrainteligencia. Empezó a ser debilitada sistemáticamente con los escándalos del DAS, que lograron romper el servicio de inteligencia. Después, el presidente Santos cortó los presupuestos de los servicios de inteligencia y los debilitó más. Cuando llegó el presidente Duque los servicios de inteligencia de Colombia no eran lo que eran durante la época de Uribe.

El presidente Duque entra prácticamente ciego –porque la inteligencia son tus ojos y tus oídos– para atender este tipo de amenazas. La reconstrucción de ese tipo de inteligencia es una prioridad.

(Podría interesarle: ‘El rol de la visita es contribuir para superar la crisis’: CIDH)

Creo que si hubiera tenido ese tipo de inteligencia bien efectiva, hubiera calculado cómo y de qué forma presentar la reforma tributaria. Pero solo eso no va a ganar esta guerra asimétrica. Es necesario tener la habilidad para activar redes de defensa y de contraataque para que no te puedan deslegitimar. La narrativa de los verdaderos hechos no está llegando a la comunidad internacional con tanta fuerza y eso demuestra que los generadores de esta situación ya tenían una red lista y activa para comunicar en el momento instantáneo; en cambio, el Gobierno no la tiene.

Por lo inédito de la situación, ¿cree que la policía de Colombia no ha estado preparada para este tipo de ataque?

Los grupos subversivos que agreden a los civiles y atacan a la policía están buscando que la policía responda con el uso de la fuerza. Esto forma parte de la guerra asimétrica. Ellos utilizan esos instantes, esos incidentes, manipulan la información, la amplifican en las redes sociales y deslegitimizan a la fuerza policial.

La policía está en una situación muy difícil, porque si responde –en uso de la legitimidad de la fuerza– les van a crear y amplificar narrativas falsas, y si no responden, van a ser responsables de los ataques hacia manifestantes pacíficos, comercios etc.

Como usted dijo, la policía muchas veces no está preparada –y no me refiero a los policías que están en la calle, sino a los comandos centrales– para luchar contra la desinformación. Sí está preparada para medir su fuerza –creo que en la mayoría de los casos no usan excesiva fuerza–; en algunos,probablemente sí.

Pero en la mayoría no, porque están entrenados para medir su fuerza. Por ejemplo, la policía de Israel –que ha estado en guerra asimétrica por mucho tiempo– sí está preparada. Ellos luchan contra la desinformación con comunicación estratégica e inmediata.

La violación de los derechos humanos ha sido el centro de la información sobre Colombia. ¿Con este método se busca deslegitimar al Estado?

Exacto, al Estado y al Gobierno. Si el mundo democrático quiere sobrevivir a este asalto se va a tener que unir.

MARÍA ANGÉLICA CORREA
Para EL TIEMPO

También le recomendamos:

-Abren indagación por salida de avión con coca de base de la Policía

-Polémica por declaración de Minjusticia sobre muertes durante el paro

-Fiscalía investiga a hombre que disparó en medio de las marchas

Recomendado

No te pierdas