9 C
Latacunga
viernes, mayo 20, 2022

Recomendado

Dueños de casa pueden ahorrar en trabajos simples en el arreglo de sus viviendas | Economía | Noticias

Los costos de reparación de una vivienda no deberían sobrepasar los de la construcción de una nueva, analizan expertos.

25 de junio, 2021 – 07h30

La necesidad de sumar un dormitorio más a su vivienda es la excusa de Wilson Bayas para idear un moderado plan de remodelación que incluye el cambio de techo, que le da problemas por su vetustez; sin embargo, todo está aún en proceso de calcular los costos y de acomodarlos al recortado presupuesto.

“He podido ahorrar $ 1.500 para aumentar el dormitorio y cambiar el techo, son más o menos 50 metros cuadrados”, calculó Bayas, quien no conoce si su casa forma parte de las estadísticas del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi), que esta semana publicó un diagnóstico sobre el estado de las viviendas en el país.

La cartera de Estado aseguró que en el Ecuador existen 4′781.922 viviendas, de las cuales 2′744.125 tienen déficit, que se dividen en 2′078.513 que son recuperables, es decir, necesitan trabajo de mejoramiento, y 665.612 son irrecuperables, pues necesitan reconstruirse totalmente.

2′744.125 viviendas tienen deficiencias en Ecuador, 665.612 son irrecuperables según primer diagnóstico del Miduvi

Pero ¿qué parámetros cumplen las viviendas para ser consideradas irrecuperables y cuáles para que sean candidatas a continuar su vida útil con algunos arreglos?

Daniel Elmir, director ejecutivo de Elmir Grupo Inmobiliario, explicó que las viviendas irrecuperables presentan problemas estructurales serios o su costo de reparación supera el de una construcción nueva.

Mientras, una vivienda recuperable tiene daños en solo uno de los tres parámetros que ha definido el Miduvi: piso, techo y paredes.

“En viviendas recuperables suelen existir problemas con la calidad de los pisos, por ejemplo, no los tienen pavimentados sino de tierra. Otros problemas que se presentan son la mala calidad de los techos, lo cual deviene en humedad, que disminuye la calidad de vida de los ocupantes de la vivienda”, argumentó Elmir.

Eduardo Castro, director ejecutivo EcoConstructores, aseguró que las viviendas que tienen dos de estos elementos (piso, techo o paredes) en malas condiciones se definen como irrecuperables.

“Es importante señalar que existen viviendas que son recuperables pero no cuentan con servicios básicos totales, esto obliga a que se complementen estos servicios para lograr constituir una vivienda adecuada”, aclaró el experto, quien asegura que el Gobierno maneja más variables en cuanto al déficit de viviendas en el Ecuador, las mismas que también son utilizadas por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En el #GobiernoDelEncuentro, transparentamos la información y rendimos cuentas a la ciudadanía.

Presentamos nuestro primer diagnóstico que nos permitirá medir, gestionar y solucionar problemas para juntos cumplir el objetivo de reducir el déficit habitacional de vivienda. pic.twitter.com/gpy81L27q5

— Ministerio Vivienda (@ViviendaEc) June 21, 2021

“Cabe destacar que más de 2 millones de hogares ecuatorianos sufren déficit habitacional, de los cuales, 1,2 millones se localizan en áreas urbanas (21 % con déficit cuantitativo) y 850.000 en áreas rurales (38 % con déficit cuantitativo)”, citó Castro, quien aseguró que la diversidad de tipologías de vivienda, tanto por su materialidad como por su localización, hace difícil definir un presupuesto general para la recuperación.

Sin embargo, Elmir señaló que, por ejemplo, para encementar un piso el costo de la obra por metro cuadrado bordea los $ 20, es decir, para una casa típica de un piso de 57 m² el costo puede ser de $ 1.140.

Otro ejemplo es el cambio de un techo de zinc, que tiene un costo aproximado de $ 15 por metro cuadrado, para la misma vivienda de 57 m², el total aproximado serían $ 855.

No obstante, se pueden abaratar costos. El director ejecutivo de Elmir Grupo Inmobiliario indicó que la mejor manera en estos casos de trabajos simples es que los realice el mismo dueño de casa.

“Algo que podría ser muy interesante por parte del Miduvi es que se entreguen, de manera gratuita, guías de cómo hacer las cosas, por ejemplo, cómo cambiar un techo, enlucir una pared, pintar, etc.”, sugirió Elmir.

Ministro Darío Herrera derogó siete normativas para simplificar trámites para calificación de proyectos de viviendas

Por su parte, Castro aseguró que, pese a que la economía puede verse identificada con la participación de la familia en el proceso de construcción de reparación, hay ciertos rubros que son de especialidad, que no pueden ser realizados sino por técnicos, por ejemplo, instalación eléctrica.

“Hay que tener mucho cuidado en la selección de materiales, que por ser económicos son de mala calidad”, advirtió el director ejecutivo EcoConstructores. (I)

Recomendado

No te pierdas