9.5 C
Latacunga
viernes, julio 1, 2022

Recomendado

Entre recortes y mejoras, AgroSeguro pagó alrededor de $ 64,9 millones a productores por 65.371 siniestros en 10 años | Economía | Noticias

El plan nació en el gobierno de Rafael Correa y tuvo continuidad en el de Lenín Moreno. Del 2011 a la fecha 430.136 productores contrataron pólizas de seguro.

Enero o febrero de cada año, antes del inicio del ciclo de invierno, Paulo Piloso, un agricultor del cantón Montecristi de la provincia de Manabí, realiza el mismo trámite, asegura su cosecha con una póliza de seguro.

Este año lo hizo con 10 hectáreas de cultivos de maíz duro, un producto que tarda cuatro meses en producir. “Aseguro el coste de producción por hectárea, debido a que mi zona o sector es bastante proclive a la sequía en época de invierno”, explica Piloso, quien ya viene trabajando varios años con el programa estatal AgroSeguro, que en la actualidad participa junto con Seguros Sucre y Zurich Seguros.

Aseguró además que otros 20 agricultores de la zona también contrataron el seguro.

Y sí que les ha servido. El agricultor contó que el año pasado y el antepasado sufrieron sequías.

“Este año llovió más, pero aún estamos a la espera del rendimiento final del cultivo, en los años anteriores sí logré una indemnización por las pérdidas ocasionadas por sequías con lo cual pude pagar parte de los créditos a los acreedores como BanEcuador o Agripac”, reveló Piloso, quien señaló que por el seguro canceló este año $ 26 por hectárea; y que el año pasado recibió una indemnización de $ 1.108 por solo dos hectáreas que aseguró ese año.

Piloso y los 20 agricultores de su zona son parte de las estadísticas del Gobierno actual, que el 4 de mayo pasado anunció que en los cuatro años del régimen se aseguraron 377.040,84 hectáreas, de propiedad de 111.537 productores.

En esa ocasión, el proyecto AgroSeguro informó que del 2017 a la fecha el Gobierno había destinado $ 12,5 millones en subvencionar el 60% del valor de las pólizas, principal beneficio del plan estatal.

Más de 377.000 hectáreas de cultivos y 2.835 animales han sido asegurados, impulsados por incentivos estatales

El proyecto también incluye el aseguramiento del ganado bovino, aunque este segmento está vigente desde agosto del 2020, en este Gobierno. Se reveló que en este caso, por la subvención del 60%, da un total de $ 55.965,63 hasta la fecha.

En cuanto a las indemnizaciones, el Área Técnica del Proyecto AgroSeguro informó a Diario EL UNIVERSO que desde mayo del 2017 a la fecha se ha indemnizado a los productores con más de $20 millones por 17.868 siniestros reportados. Mientras, en un periodo anterior, del 2011 al 2017 (termino del gobierno anterior), se pagó por indemnizaciones 44′913.860,95 por 47.503 siniestros reportados.

Y es que el AgroSeguro no nació en el 2017 con el gobierno de Lenín Moreno. El plan vio la luz por primera vez en el gobierno de Rafael Correa, en el 2011.

El Área Técnica detalló que, desde el 2011 hasta el 30 de abril de 2021, se han protegido a nivel nacional 1′530.741,83 hectáreas, que equivalen a 430.136 productores. Mientras, desde el 2015 hasta el 2017 se aseguraron 2.018 animales, lo que equivale a 497 pólizas emitidas. Luego de esto, este segmento tuvo un periodo de para.

“En el año 2018 hasta el 2019 se descontinuó el seguro ganadero, volviéndose a gestionar con mejores condiciones de aseguramiento desde agosto de 2020 hasta la fecha, logrando asegurar 2.471 animales que equivale a 317 pólizas emitidas en el ramo de Seguro Ganadero”, detalló el área encargada, que informó que desde su inicio, en el 2011, el aporte del Estado por el 60% al costo del seguro fue de $ 46′333.721,61 en el ramo de Seguro Agrícola y $ 181.179,67 por la subvención en el Seguro Ganadero.

Actualmente se continúa con las mejoras en este segmento, pues lograron incluir la cobertura de robo con violencia en las condiciones generales de las dos operadoras de seguro.

“Estamos validando el operador y los sistemas para la geolocalización de los animales y poder así tarifar e implementar la cobertura antes mencionada”, indicó el Área Técnica del Proyecto y resaltó que existe un significativo incremento de pólizas y cotizaciones “ya que se logró establecerlo (al Seguro Ganadero) como un requisito en la banca pública”.

Aunque con el Seguro Agrícola no sucede lo mismo. El Área explicó que no ha habido incremento de pólizas en ese segmento en comparación con periodos anteriores, principalmente porque en el gobierno de Lenín Moreno se disminuyó la entrega de kits tecnológicos subvencionados.

Esto sumado a que en el 2018 un recorte del 30,6% en los montos de inversión del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) afectó a 22 proyectos, entre ellos el AgroSeguro con un -51% de asignación.

Recorte del 30,6% en el MAG afectó 22 proyectos del agro

“Sin embargo, los actores de la banca privada, pública, casas comerciales y fomentadores han aumentado significativamente en este periodo, lo que nos indica un incremento en la demanda de seguro agrícola en el sector privado”, recalcó el Área Técnica.

El plan y su continuidad es bien visto por el sector agropecuario, sobre todo como apoyo a los pequeños productores. Kléber Sigüenza, director de la Cámara de Agricultura de la Segunda Zona, reconoció la insuficiente oferta de seguros agropecuarios en el mercado para ese segmento.

“Por diversas razones, en el Ecuador no existe un mercado desarrollado de seguro agropecuario ni la suficiente oferta de seguros ni una importante demanda, pocos agricultores independientemente contamos con un seguro agropecuario”, sostuvo el dirigente, quien comentó que cuando ocurre un siniestro, por inundaciones, sequías, plagas, enfermedades, etc., el agricultor o ganadero mediano o grande suele tener la opción de recurrir a un banco o institución financiera, pero el pequeño generalmente no tiene esa opción.

Agregó que para el pequeño agricultor es muy importante el soporte del 60% que da el Estado e indicó que esto paralelamente fomenta a que se desarrolle más el mercado de seguros lo que permitiría que más agricultores de todos los tamaños los contraten para garantizar su inversión.

“Es una herramienta que genera un proceso virtuoso de incremento de alcance y coadyuva al desarrollo, tecnificación y mejora de productividad que tanto le hace falta al sector agropecuario ecuatoriano”, expresó Sigüenza. (I)

Recomendado

No te pierdas