9.2 C
Latacunga
miércoles, mayo 25, 2022

Recomendado

Familiares de víctimas del 11S y exagentes del FBI piden transparencia

Nueva York.- Familiares de víctimas de los atentados del 11S y exagentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) de Estados Unidos pidieron este jueves transparencia al Gobierno de Joe Biden respecto a documentos clasificados que creen que involucran a Arabia Saudí en los ataques terroristas.

El Museo y Memorial del 11S en Nueva York organizó una charla virtual sobre el estado de la batalla legal impulsada desde 2017 por la comunidad de supervivientes y afectados contra Arabia Saudí, país al que acusan de ser cómplice, en la que se criticó que EE.UU. proteja esos documentos bajo secreto de Estado.

Brett Eagleson, que perdió a su padre en el ataque a las Torres Gemelas y que es uno de los demandantes, dijo que para el vigésimo aniversario de los atentados «lo que tendría que hacer el Gobierno es soltar los documentos», como prometió Biden en su campaña, y permitir a las víctimas conocer la «verdad» y buscar «justicia».

La comisión del Congreso estadounidense que investigó los ataques concluyó que no había pruebas de que el Gobierno de Arabia Saudí o altos funcionarios de ese país hubieran proporcionado fondos a los terroristas implicados en los ataques, entre los que 15 eran de origen saudí.

No obstante, el FBI comenzó a investigar en 2006 y a lo largo de unos diez años esa posible complicidad de Arabia Saudí en la llamada Operación Encore, sobre la cual dos exagentes invitados a la charla aseguraron no haber tenido constancia «hasta que las familias» de las víctimas reclamaron transparencia.

La gente se reúne como patrulla de los talibanes en Kandahar, Afganistán, el 15 de agosto de 2021. Los talibanes han llegado a las afueras de Kabul, la capital de Afganistán, donde el gobierno afgano informó que se escucharon disparos, aunque los insurgentes dijeron que no entrarán en la ciudad. por la fuerza y ​​están negociando una transición pacífica del poder. Después de capturar la mayor parte del país, los talibanes emitieron un comunicado pidiendo a sus combatientes que no peleen en Kabul y permanezcan junto a la entrada de la ciudad sin intentar entrar por la fuerza. (Afganistán) EFE / EPA

El agente especial Ken Williams, que se retiró en 2017, declaró que no había tenido conocimiento de esa operación, cuyo material «no está siendo divulgado a los denunciantes y familias», y sugirió que podría reflejar una «colusión» entre Arabia Saudí y algunos de los secuestradores de los aviones.

«El Gobierno sigue reivindicando que son secretos de Estado, pero un asesinato masivo no debería estar cubierto con secreto de estado. Eso debe cambiar. No se está haciendo justicia», añadió.

Otro exagente, Ali Soufan, presidente de The Soufan Group, también dijo que en el FBI no se supo sobre Encore «hasta que las familias empezaron a trabajar» y consideró que en el hecho de que su contenido siga clasificado tiene que ver con su «impacto sobre otros países considerados aliados».

«A veces es esencial proteger la información clasificada pero no proteges este tipo de información que te puede decir quién estuvo involucrado en la muerte de 3.000 personas», apuntó Soufan, quien apoyó a los denunciantes porque el objetivo es «saber la verdad».

Cientos de supervivientes y familiares de las víctimas del 11S pidieron a principios de mes a Biden que no asista a los actos de conmemoración del vigésimo aniversario a menos que se publiquen nuevos documentos sobre lo ocurrido, a lo que el Gobierno respondió que revisará si puede desclasificar alguno más.

«Ha sido una falsa promesa de un presidente en activo que nos dijo que por fin podríamos cerrar la herida. Pero cada 11S ves lo mismo: presidentes y líderes que vienen a la zona cero, hablan de lo importante que es, de nunca olvidar, de homenajes», explicó Eagleson.

«Los más afectados por el 11S, que hemos perdido familia, ni siquiera podemos ver la información. Duele mucho. Lo que hace el gobierno es atroz: ponen sal en una herida abierta», agregó este familiar de una víctima, quien abogó por «seguir luchando con todas las fuerzas». EFE

nqs/hc/cpy

Recomendado

No te pierdas