9.5 C
Latacunga
viernes, julio 1, 2022

Recomendado

Pese al fallecimiento del exsecretario José Agusto Briones, la defensa de los hermanos insistirá en asistencias penales internacionales para demostrar inocencia | Política | Noticias

Con el fallecimiento de José Agusto Briones, por el delito de delincuencia organizada, en el caso Las Torres, quedan siendo procesadas trece personas.

El fallecimiento del exsecretario general de la Presidencia José Agusto Briones, la tarde del domingo último dentro de la denominada Cárcel 4, en Quito, hace que su defensa analice la posibilidad de interponer un habeas corpus a favor del hermano de Agusto Briones, Adolfo, quien también se encuentra procesado en el caso Las Torres y se mantiene con orden de prisión preventiva en ese mismo centro de privación de libertad.

Joan Paul Egred, abogado de los hermanos Agusto Briones, cree que no es necesario hacer pedidos específicos de cuidado para que se garantice la integridad de Adolfo Agusto, pues esa es una obligación del Estado, a través del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI), con cualquier privado de libertad.

Pese a ello, el abogado insiste en que a Adolfo Agusto debe permitírsele defenderse en libertad y que si creen necesario, se le definan todo tipo de medidas cautelares: prohibición de salida del país, grillete electrónico, presentación periódica ante el juez.

Se planearon tres vías para enviar los sobornos ofrecidos a José Agusto Briones

“Privarle de la libertad a un hombre que se defienda en los términos de inocencia que reviste a los señores Agusto Briones ocasiona desenlaces fatales como los que hemos visto”, apuntó Egred, quien dice que no se ha cerrado la posibilidad de usar un habeas corpus o cualquier otra herramienta que ayude a garantizar la seguridad del Agusto Briones que aún sigue siendo procesado.

Los últimos hechos ocurridos no solo harían que exista preocupación por el estado de salud físico de Adolfo Agusto, sino también por el aspecto psicológico del investigado. Él habría sido la persona que descubrió el cuerpo sin vida de su hermano en el baño de la celda en la que fue ubicado desde el 14 de abril pasado cuando se les ordenó prisión preventiva a ambos, además del contralor (s) Pablo Celi y su hermano Esteban Celi.

Egred niega que José Agusto Briones haya pensado en acogerse a la figura de cooperación eficaz en el caso Las Torres. La explicación para ello es sencilla, dice: no tenía nada que ver en este caso ni podía aportar con pruebas relacionadas con terceros. Esa explicación, desde su perspectiva, también incluye al hermano del exsecretario, de quien dice, únicamente está siendo procesado por el parentesco con el exfuncionario público.

Los nombres de los Agusto Briones aparecen en un sinnúmero de veces en los textos transcritos de conversaciones periciadas en las que participarían el accionista de la empresa Nolimit C. A., José De la Paz y Raúl De la Torre, exasesor de Petroecuador, familiar del contralor Celi y uno de los supuestos intermediarios que mantenía la estructura para coordinar la entrega de dineros de los sobornos.

En el caso Las Torres, la Fiscalía investiga una estructura que habría exigido dineros a cambio del desvanecimiento de cinco glosas en la Contraloría General del Estado, por aproximadamente $ 13 millones, y la liberación del pago de planillas que adeudaba Petroecuador a la empresa prestadora de servicios petroleros Nolimit.

El abogado de los hermanos Agusto Briones critica que sus clientes hayan sido apresados por una referencia, por lo que dicen unas transcripciones, porque un tercero, como De la Torre, se tomó el nombre de una autoridad pública para hacer cosas indebidas. El exsecretario en un comunicado el 13 de mayo pasado señalaba que “perversamente” se han tomado su nombre y desconocía el motivo.

Egred asegura que en el expediente no existe ni la constatación ni la confirmación de que sea real todo lo que hace parte de las transcripciones. A él le llama la atención que De la Torre no haya sido la primera persona en ser procesada en este caso, pese a que él involucra a “propios y extraños en sus conversaciones” y se tomaba el nombre de autoridades.

De las conversaciones del expediente del caso Las Torres se desprende que De la Paz y De la Torre idearon tres rutas para conducir las coimas que supuestamente irían para José Agusto. La más directa habría sido una cuenta bancaria de la empresa costarricense Tyrion S. A.

Tribunal de la Corte Nacional ratifica orden de prisión preventiva contra los hermanos Celi y Agusto Briones en caso Las Torres

Las investigaciones de Fiscalía señalarían que Adolfo Agusto compró esa compañía en 2019 y semanas después tramitó la apertura de una cuenta bancaria a nombre de esa sociedad en el Biscayne Bank, de Miami.

En una de las conversaciones periciadas y que hace parte del expediente se registra lo siguiente:

P2 (De la Torre): eeeh, verás para que te quedes tú más tranquilo, para que no pienses que me voy a coger el dinero del José Agusto.

P2: Trata de que le transfieran a la cuenta anterior, que es del hermano que tiene un fideicomiso.

P1 (De la Paz): Cuál cuenta anterior.

P2: A esa cuenta, a esa cuenta de Costa Rica, la que te di la última, la segunda es del hermano, del Adolfo, Adolfo Agusto.

P1: Adolfo Agusto.

P2: Transfiérele al man pues loco, así te quedas más tranquilo y ves que no me cojo.

Momentos antes de este extracto, De la Paz le dice que si lo que se estaba coordinando era para “el hombre que tiene los dos apellidos” y De la Torre le responde que sí “para el Jo, para el Jo”.

P2: Pa’ tu tocayo, pa’ tu tocayo.

P1: Ya y él tiene el control absoluto de la cuenta.

P2: Sí, totalmente.

P1: Ya y él está contento contigo y nos va a proteger y vamos a hacer todo lo que hablamos.

P2: Totalmente.

El abogado Egred insiste en que no hay prueba alguna que relacione a sus defendidos con el contralor Celi o con alguno de los que Fiscalía cataloga como líderes o cómplices en esta causa.

Respecto a la cuenta bancaria señalada en la conversación de De la Torre, Egred apunta que nunca fue abierta, es decir, nunca existió. Refirió, además, que en la compañía centroamericana que supuestamente iba a abrir una cuenta en el sistema financiero de Estados Unidos, Luis Adolfo Agusto no fue ni accionista ni gerente, así como tampoco lo fue su hermano.

“Se ha pedido a la Fiscalía que se practiquen las asistencias penales internacionales para que se certifique quiénes eran los accionistas y administradores de esta empresa costarricense que supuestamente era de Adolfo Agusto Briones, que no lo ha sido; que se certifique si esta cuenta existe o no, que no ha existido; que se certifique si ellos (José y Adolfo Agusto) han recibido o no dineros, que no han recibido”, aclaró Egred. (I)

Recomendado

No te pierdas