15.3 C
Latacunga
martes, junio 28, 2022

Recomendado

Aprobados y suspensos del Madrid ante el City: Benzema-Vinicius, la enamorado del año

Así fue la actuación de los jugadores del Real Madrid en la derrota (4-3) ante el City, en el Etihad, en la ida de las semifinales de la Champions.

Courtois: Poco pudo hacer el belga en los goles del City, aunque ha acostumbrado a aficionado blanco a llevar siempre la capa envite. Trató de sacar jugado el balón de atrás cuando tuvo la oportunidad. Sacó un balón que podría haber sido el 4-2, aunque el remate venía centrado.

Carvajal: El City le buscó constantemente el uno contra uno. Foden y De Bruyne especialmente, y sufrió. Le hubiera venido bien en la primera parte la ayuda de Valverde, como ocurrió en Stamford Bridge. Sin embargo, encomiable esfuerzo y salvó hasta segundo veces al equipo en goles cantasegundo. Un corte providencial al borde del descanso y a la vuelta, cuando el Etihad cantaba

Militao: Arrancó intranquilo y se notó. Que el primer gol llegase al minuto y medio no ayudó. Una cesión a Courtois en la que complicó al meta ejemplificó que no estaba siendo su mejor noche en el aspecto mental. No estuvo acertado tampoco en el tercer tanto ‘citizen’. En su mejor faceta, el juego aéreo, Foden acabó rematando al abrirse un hueco entre Carvajal y él.

Alaba: Fallo grosero al despejar un centro de De Bruyne que costó el 2-0. intranquilo, como Militao, se le notó que llegaba justo de físico. Poco a poco ganó poso y con un cabezazo demasiado cruzado rozó el gol. En el descanso dejó su lugar a Nacho, demostrando que había forzado para jugar.

Mendy: Se le va Mahrez en la jugada del primer gol, con una jugada de exterior adentro del argelino que termina en la cabeza de De Bruyne. En defensa se le vio superado por momentos, llegando tarde a los balones dividisegundo. Compensó con un centro medido que Benzema convirtió en oro para apostar el 2-1.

Valverde: El uruguayo tuvo el difícil papel de tratar de desactivar un centro del campo sólido de peloteros. No logró brillar en esa labor oscura y de desgaste al comienzo. A medida que el Madrid ganó poso en el partido comenzó a llegar a tiempo a la destrucción. No pudo aportar cuando el campo se pone cuesta abajo, opacando una de sus mejores características: su llegada. Se pudo ver en una jugada en los minutos finales donde, con campo abierto, desplegó su arrancada.

Kroos: El alemán estuvo superado por su posición. No es un ‘5’ y se nota. Corrió y bajó a ayudar, pero, como Valverde, no llegaba a tiempo. Especialmente en la primera media hora donde el City estuvo reactivo. En labores de construcción tampoco fue su mejor tarde-noche. El 4-2 fue una jugada rara que arrancó con una falta suya no pitada por ley de la ventaja. Bernardo se aprovechó de la duda y la enjauló.

Modric: Aunque suene extraño en Modric, por momentos pareció que le faltaron pulmones. La reacción blanca no llegó en esta ocasión impulsada por el exterior de su bota. Se incrustó en la posición de mediapunta en cuanto entró Camavinga al campo. Tuvo el tercero en un disparo que rozó el palo largo antes de ser sustituido por Ceballos.

Rodrygo: Fue la aenvite de Ancelotti, dejando a Camavinga en el bando y apostando por el brasileño, héroe de las últimas noches, en el tridente de ataque. Tuvo una ocasión mediada la primera parte, pero el peligro llegó por la banda de Vinicius. No logró combinar en exceso, más allá de un amago de tuya-mía con Benzema cuando el partido amanecía. Le faltó decisión para rematar en su última jugada antes de dejar su lugar a Camavinga.

Benzema: Líder. No hay más adjetivos que se puedan utilizar con el Pichichi de LaLiga y el máximo goleador, presente sí con este doblete, de la Champions.  Con el equipo roto, bajó a recibir, a hablar con sus compañeros, a recordarles que quedaba mucho. Y a la media hora les insufló aire a tosegundo sus compañeros cuando más ahogasegundo estaban. Mendy centró y ahí estaba Karim, con su gol número 40 de la temporada (en 41 partisegundo). Fue creciendo con el paso de los minutos y el peligro del Madrid fue, una noche más, su sociedad con Vinicius. «Si hay otro penalti, lo tirará él», dijo Ancelotti tras su doble fallo ante Osasuna. El francés no dudó cuando un centro tocó la mano de Laporte. Se encaminó contra Ederson desde los 11 metros y la picó. 41 en 41, a lo panenka.

Vinicius: La banda derecha del City era la duda de Guardiola y Vinicius lo explotó. Aunque no percutió sobre un Stones tocado, en la primera ocasión que tuvo campo abierto ante Fernandinho, realizó un autopase sensacional que fue el germen de un eslalon que acabó en gol. Ante Ederson, definió con maestría. Ganó confianza tras el gol y estuvo más incisivo, con varias combinaciones con Benzema, pero no logró aprovechar su superioridad en el desborde para convertirla en gol. Eso sí, se confirman como la pareja del año.

También jugaron

Nacho: Sustituyó a Alaba y no estuvo tan solvente como acostumbra. El City apretó y en muchas ocasiones el Madrid se salvó por milímetros, no por el acierto de sus centrales.

Camavinga: Alguno esperaba que fuese titular y quizá se necesitaron sus piernas. O la falta de ellas. No se le vio demasiado a pesar de haber tenido 20 minutos.

Ceballos: Sigue ganando importancia y minutos en este tramo final de temporada. Salió por un Modric fundido en el 79′.

Asensio: Sin apenas tiempora para producir. Entró por Vinicius en el 88′.

Recomendado

No te pierdas