9 C
Latacunga
viernes, mayo 20, 2022

Recomendado

Arrancó temporada de San Valentín para la flor ecuatoriana, con buena demanda y problemas logísticos | Economía | Noticias

De acuerdo al gremio del sector florícola, la gran demanda de vuelos para la exportación podría sobrepasar la oferta.

18 de enero, 2022 – 19h51

La temporada de San Valentín para las flores ecuatorianas de exportación arrancó este domingo con buenas perspectivas de demanda, pero con tropiezos en la posibilidad real de cubrirla, debido a la falta de logística.

De acuerdo con Alejandro Martínez, presidente ejecutivo de Expoflores, ya se empezaron a hacer los primeros embarques para este San Valentín, “que se presenta complejo sobre todo en el tema logístico”. Explica que Expoflores realizó un sondeo en agosto y septiembre del 2021 para calcular la demanda en el 2022 y la conclusión fue que habría al menos un 30 % más de demanda que en 2021. Son excelentes noticias si se considera que, por la demanda, 2021 fue un año de recuperación. Sin embargo, el tema logísitco (las vías para enviar el producto) viene constituyéndose en un problema desde el año pasado.

Todo es parte de las secuelas de la pandemia. Es que la vía marítima de momento se encuentra saturada debido a que todas las materias primas han usado los contenedores como instrumentos de almacenamiento de diversos productos. Entonces, la vía aérea es ahora la más demandada para envíos. Esta está también saturada y por ello hay déficit de espacio, por el momento, de 8 % a EE. UU. y de 24 % a Europa.

En todo caso, Martínez dice que se proyecta que el San Valentín del 2022 estará por encima del 2021 en un 1,5 % a 2 %. Sin embargo, de ser un buen resultado, asegura que entre 2.000 y 2.500 toneladas de flores no lograrían salir del país.

Al ser consultado sobre cuál será el destino de las 2.000 toneladas que no podrán salir a la exportación, Martínez explicó que un pequeño porcentaje seguramente se venderá en el interior del país, pero la mayor parte irá para compostaje. Este procedimiento hace de las flores un abono carísimo, pero muy rico para el suelo, en beneficio de futuras cosechas.

Otra cuestión que también les complica un poco el panorama es la escasez de papel a nivel mundial, que también se traduce en falta de cartones para el embalaje. El incremento del valor de los insumos es otro de los problemas que enfrentan.

Entre tanto, el aeropuerto de Quito se ha preparado como todos los años lo hace para la temporada de San Valentín. Luis Galárraga, gerente de Comunicación de Quiport, operadora del aeropuerto, informó que ha mantenido reuniones de planificación con todas las aerolíneas de carga que operan en Quito y hasta el momento ninguna aerolínea ha informado de cancelaciones en sus vuelos o de problemas logísticos para este año. Pese a ello, indican que están conscientes de que la dinámica de la situación originada por la pandemia de COVID-19 puede alterar las cosas de un momento a otro.

Además, Quiport ha puesto en marcha un plan de incentivos a las aerolíneas de carga que operan en Quito y que aumenten su capacidad, ofreciéndoles descuentos en algunos servicios aeroportuarios. Este plan de incentivos fue puesto en conocimiento de las aerolíneas en diciembre de 2021. “Confiamos en que las aerolíneas responderán favorablemente. El aumento de capacidad se puede dar empleando aviones de carga más grandes o aumentando frecuencias”, dice Galárraga.

Adicionalmente recordó que el año pasado fue particularmente positivo para las exportaciones por vía aérea, con 230.000 toneladas de carga exportada en todo el año (92 % corresponde exclusivamente a flores), cifra que supera todos los récords anteriores en la historia del aeropuerto.

Explicó que en el aeropuerto Mariscal Sucre operan regularmente trece aerolíneas de carga (once en itinerario y dos en modalidad chárter), pero además en San Valentín pueden llegar otras aerolíneas exclusivamente para atender la temporada.

Sobre el tema, Gabriel Oliva, CEO Avianca Cargo, el 2021 fue un año supremamente retador y que históricamente se registró como la temporada de flor con el mayor volumen de carga transportada. Por ello, para esta temporada 2022 en Avianca Cargo el plan es ofrecer un servicio robusto, acorde a las necesidades de los clientes, lo cual les permite soportar la industria. En este sentido dice que se ha fortalecido su operación en tres puntos clave:

  • Destinamos más capacidad de nuestra flota carguera dedicada al transporte de flores, operando hasta 4 frecuencias diarias desde Ecuador y creciendo a dos dígitos la capacidad total ofrecida en comparación a la misma temporada del año pasado.
  • Ampliamos nuestra capacidad de bodegas.
  • Reforzamos nuestro equipo de trabajo con más personal y turnos operativos.

Lo anterior, dice Oliva, con el objetivo de potenciar nuestra operación durante esta temporada y seguir apoyando el crecimiento y desarrollo de los floricultores del país.

El representante de la aerolínea comentó además que por temporada de Valentinos se proyecta un crecimiento en la capacidad ofrecida de aproximadamente el 15% más que la temporada del 2021 en aviones A330 – 200F, operando hasta 4 frecuencias diarias desde Ecuador.

Proyección de exportaciones en pandemia

Al hacer una evaluación de lo que ha venido sucediendo con la pandemia, Martínez comentó que el sector venía de un 2020 muy malo, en el cual se dejó de generar flor en el 17 % de las hectáreas y en el que se perdieron 11.000 empleos. Para finales del 2020, con un trabajo arduo se logró revertir el problema y se apostó a la reactivación de EE. UU., lo cual redundó en un 2021 con buenas ventas, que incluso se pensó que iban a superar los $ 900 millones en el año. Sin embargo, los problemas de logística hicieron que no se llegara a esas cifras, sino a una cifra menor: $ 852 millones, que en todo caso fue superior a los $ 847 millones exportados en 2019. El 2021 fue un buen año, en el cual el sector recuperó en 18 % las hectáreas de producción y se generaron 10.000 plazas de empleo. Este año podrían llegar a exportarse $ 870 millones.

A futuro, Martínez considera que el Gobierno debería trabajar en una política pública que fomente la actividad de carga tanto de importación como de exportación, para que así se abran los espacios. También trabajar en la normativa para facilitar una logística de tránsito que pueda hacer uso de modelos multimodales de tinte regional (marítimo y aéreo), que serían atractivos para varios sectores.

Recomendado

No te pierdas