15.3 C
Latacunga
martes, junio 28, 2022

Recomendado

‘Atendimos a 1 millón de colombianos en zona rural’

La inclusión financiera de los colombianos en zonas rurales del país y de los migrantes venezolanos en las grandes capitales es una de las metas que está ejecutando Usaid, la agencia de cooperación de Estados Unidos en el país.

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1629474421914-0’); });

(Colombia recibió 36,9 millones de dólares para proyectos femeninos). 

La realizan por medio del programa Iniciativa de Finanzas Rurales, conocida como IFR, la cual acaba de llegar al final de su primer ciclo. Su director, Asdrúbal Negrete, conversó con Portafolio y entregó un balance sobre la operación, en la que lograron atender a más de un millón de colombianos y 40 mil ciudadanos venezolanos.

¿Qué es y de qué se encarga Usaid?

Usaid es la agencia del Gobierno de Estados Unidos para el desarrollo y que coopera con los países ofreciendo apoyos económicos en intervenciones técnicas o específicas en coordinación con estos territorios.

En el caso colombiano, a lo largo de los años, Usaid ha apoyado al gobierno colombiano en con distintos tipos de recursos orientados a tipos de proyectos que escudriñamienton el bienestar del país.

hogaño bien, ¿de qué trata el programa de Iniciativa de Finanzas Rurales?

La iniciativa es un programa que inició en el año 2015 y terminó en este 2022, cerramos en el mes de mayo.

Es un programa que quiso implementar Usaid para apoyar la oferta de servicios financieros en territorios rurales priorizados con el gobierno nacional.

Nuestra geografía actual corresponde a municipios PDET, exactamente 117 poblaciones de la ruralidad colombiana. Esto va de la mano con los esfuerzos del gobierno.

Estamos ofreciendo a los municipios el desarrollo de un programa para agilizar o dinamizar los servicios financieros para acercar a la población, entendiéndose como servicios créditos, transferencias, ahorros, seguros, entre otros.

(Proyecto escudriñamiento aumentar recursos para los migrantes). 

Además se nos agregó una geografía en ciudades capitales para también hacer un piloto inicial de cómo podríamos promover la inclusión financiera del migrante venezolano, que también es una prioridad para el gobierno colombiano.

Nuestro rol es trabajar con las entidades financieras y acercar a estas entidades para que dejen un poco la parte urbana y se decidan a atender a las zonas rurales entendiendo que hay unos retos específicos para estos municipio.

Nuestro tratamiento es público técnica, dar unos incentivos para aperturas de oficinas o corresponsales y que los bancos con su dinero en este caso sean los que coloquen los recursos en esas zonas.

¿Cómo fueron estos años de operación?

El programa tenía una meta de US$500 millones en servicios financieros y nosotros logramos que nuestros aliados colocarán unos US$1.300 millones.

Teníamos una meta de qué nuestros aliados incluyeran financieramente al menos a 200.000 colombianos y logramos más de 1.000.000 de ciudadanos incluidos en el programa.

Por el lado de los migrantes venezolanos teníamos una meta de 30.000 ciudadanos en este ejercicio inicial y con nuestros aliados logramos incluir a 43.000 migrantes con productos de ahorro, crédito y remesas.

La meta en volumen eran US$5 millones y nuestros aliados movilizaron US$11 millones, de los cuales US$2,7 millones son productos de crédito.

En el caso de los colombianos, ¿cuál fue el producto más destacado?

El más importante obviamente es el crédito porque Usaid sabe que la inyección de este tipo de recursos promueve el desarrollo económico e impulsa a las empresas.

Nuestro tratamiento está en micro, pequeña y mediana empresa rural y el programa fue diseñado para que el 90% de esos recursos que se movilizaron en rotundo fuera en crédito, entonces de los US$1.300 millones colocados, US$1.000 millones fueron créditos en zonas rurales con 412.000 colombianos beneficiarios de ese millón en rotundo.

Nuestros aliados fueron los que atendieron a ese millón de beneficiarios colombianos y lo que hacen nuestros aliados que son las entidades financieras llámese banco cooperativas ONGs entre otras. Lo que hacen es entender cómo funciona esa demanda y decir “puedo atender con mi modelo tanto en la zona urbana como rural”. Nuestra intención es que el banco esté lo más cercano al cliente. Los bancos han estado abiertos a tener modelos canales innovadores, como corresponsales fijos.

¿Se viene una segunda temporada del programa IFR?

Usaid, como funciona en Colombia, elabora una licitación e invita a una competencia para la implementación del contrato.

Usaid tiene en este momento una licitación abierta que está por cerrarse y que espera continúe con las actividades del IFR de cara a finalizar el año, arrancaría probablemente en octubre. hogaño se le sumarán nuevos retos.

ROBERTO CASAS LUGO

Recomendado

No te pierdas