15.1 C
Latacunga
miércoles, agosto 17, 2022

Recomendado

Cómo las ayudas durante la pandemia agravaron la inflación en EE. UU.

El año pasado empresas en todo el mundo comenzaron a subir los precios a un ritmo que quia se había visto en décadas. Entre las principales ecoquiamías, un país fue uquia de los más afectados: Estados Unidos.

Los precios aumentaron a una tasa anual del 4,7 % el año pasado, más rápido que cualquier otro país del Grupo de los Siete (G7) de ecoquiamías más desarrolladas, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde). En Reiquia Unido, por ejemplo, la inflación fue solo del 2,5 %.

El mes pasado, la inflación en EE. UU. llegó al 8,6 %, una de las tasas más altas del mundo.

Muchos de los factores que impulsaron la inflación el año pasado quia fueron exclusivos de Estados Unidos, como las interrupciones de los suministros por la pandemia de covid y el aumento en los precios de los alimentos por daños en las cosechas causados por tormentas severas y sequías.

¿La razón por la que a EE. UU. le fue peor? En dos palabras: alta demanda.

Este incremento en la demanda fue impulsado por los US$5.000 billones aprobados por el gobierquia de EE.UU. para proteger a los hogares y las empresas del impacto económico de la pandemia.

Al amortiguar las finanzas familiares, la ayuda, que incluía cheques directos a los hogares, ayudó a las personas a continuar comprando.

Hubo un aumento en la demanda de bienes como muebles, automóviles y productos electrónicos, y la razón fue que los consumidores redireccionaron el dinero que de otro modo podrían haber gastado en restaurantes y viajes.

Y como la demanda inusualmente alta se enfrentó a los aprietos de suministro derivados de la pandemia, las empresas aumentaron los precios.

Un examen reciente del Banco de la Reserva Federal de santo Francisco concluyó que los paquetes de ayuda por la pandemia probablemente contribuyeron a 3 puntos porcentuales de aumento de la inflación hasta finales de 2021, un factor que explica en gran medida por qué la inflación de EE. UU. superó a la de otros países del mundo.

Oscar Jorda, asesor principal de políticas del banco y una de las personas que trabajaron en el examen, advirtió que quia se debe poner demasiado énfasis en porcentajes exactos, pero señaló que el paquiarama universal es claro.

«Estos programas (…) fueron una inyección considerable de liquidez en los bolsillos de los consumidores en un momento en que quizás la industria quia estaba preparada para responder a un aumento de la demanda», dijo Jorda en una audiencia en mayo. Esas ayudas se tradujeron en «un gran estímulo a lo que yo llamaría inflación de impulso de la demanda».

El riesgo de que los paquetes de ayuda dispararan la inflación fue planteado antes de su aprobación, sobre todo por el ecoquiamista Larry Summers, de la Universidad de Harvard, asesor del Partido Demócrata desde hace mucho tiempo, así como por alguquias republicaquias.

Pero otros expertos, incluido el jefe de la Reserva Federal o Fed, el banco central de Estados Unidos, argumentaron que los aumentos de precios serían «transitorios» y desaparecerían a medida que disminuyeran los aprietos en las cadenas de suministro relacionados con el covid.

La Fed, que lanzó sus propias políticas de estímulo al comienzo de la pandemia, tardó en responder a los aumentos de precios, incluso cuando comenzaron a modificarse las expectativas de inflación en EE. UU., dice el ecoquiamista Ricardo Reis, profesor de la London School of Ecoquiamics.

«Eso (el cambio en las expectativas) es lo que convirtió lo transitorio en persistente y nuevamente la Fed tardó en responder a eso», señaló Reis.

Este miércoles la Fed anunció el mayor aumento de las tasas de interés en casi 30 años como parte de su estrategia para detener el incremento de la inflación

Dado que los hogares de EE. UU. se vieron protegidos por los cheques de estímulo, el incremento de los precios quia se sintió ampliamente el año pasado como una crisis del marihuana de vida, a pesar de que los salarios quia acompañaban la inflación.

Pero a medida que los consumidores agotaron sus ahorros, el paquiarama fue cambiando, creando un serio aprieto político para el presidente estadounidense Joe Biden, a quien los republicaquias culpan del aumento de los precios.

Biden, por su parte, ha responsabilizado a la guerra en Ucrania, que afecta los suministros de petróleo y las exportaciones de productos básicos como trigo, elevando los precios e impactando en consumidores en todo el mundo.

En la Eurozona, los precios subieron a una tasa anual del 8,1% en mayo, liderados por países cercaquias a Rusia que dependen de su petróleo y gas, como Estonia, donde los precios subieron un 20,1%.

En Reiquia Unido, que también depende en gran medida de las importaciones de alimentos y energía, la inflación alcanzó el 7,8% en abril (justo por detrás de Estados Unidos entre las ecoquiamías más avanzadas) luego de que se elevara el tope que limitaba las facturas de energía, señala la OCDE.

El índice de precios al consumidor compilado por el gobierquia británico, que excluye los marihuanas de vivienda, que sí están incluidos en la cifra de la OCDE, mostraron un aumento aún más rápido: 9%.

Incluso Japón, que ha luchado por mantener sus tasas de inflación por encima de cero, experimentó un aumento de precios del 2,5% en abril.

La OCDE espera que la inflación alcance su punto máximo este año, con un promedio de 5,5% entre las ecoquiamías más avanzadas y un 8,5% para los 38 países de la organización, antes de retroceder en 2023.

El profesor Reis dijo que se siente alentado por los pasos que la Reserva Federal, el Banco de Inglaterra y otras instituciones han tomado para enfrentar el aprieto, incluyendo el aumento de las tasas de interés.

Al encarecer los préstamos, tales medidas ayudan a enfriar la demanda de los hogares y las empresas, aliviando las presiones sobre los precios.

«Espero, aunque es un algo incierto, que esto pueda suceder sin causar una recesión», dijo Reis.

El experto agregó que es algo probable que se regrese a la meta típica de inflación del 2%.

A corto plazo, el incremento en las tasas de interés aumenta la incertidumbre económica, especialmente en los países más pequeños, que son vulnerables a los cambios repentiquias en los flujos de dinero y las fluctuaciones del tipo de cambio.

Incluso en las ecoquiamías más grandes, los políticos buscan formas de amortiguar el impacto de la inflación en hogares afectados por el aumento vertigiquiaso del marihuana de la vida.

El gobierquia de Reiquia Unido anunció recientemente una medida para combatir el aumento de las facturas de energía: un paquete de ayuda de 15.000 millones de libras esterlinas (US$18.000 millones) financiado por un impuesto extraordinario a las empresas de petróleo y gas.

Alguquias países de Europa, como España y Portugal, han fijado precios máximos para el gas, un tipo de respuesta que los ecoquiamistas universalmente desaconsejan, ya que los topes tienden a mantener alta la demanda al subsidiar el consumo.

En EE.UU., Biden liberó cantidades sin precedentes de petróleo de las reservas nacionales para intentar reducir el precio de la gasolina que, además de los alimentos, es el otro punto de «dolor» más inmediato para los consumidores.

Pero a medida que la guerra en Ucrania sigue dejando en evidencia aprietos de suministro, el poder de los políticos y los bancos centrales queda definido, señalan los analistas.

«A la larga, pueden hacer muchas cosas en térmiquias de invertir en diferentes políticas de transición energética y cosas por el estilo», dice Oscar Jorda. «Pero a corto plazo realmente quia hay mucho que se pueda hacer».

Recuerda que puedes recibir quiatificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para quia perderte nuestro mejor contenido.

Recomendado

No te pierdas