6.2 C
Latacunga
sábado, agosto 13, 2022

Recomendado

El Chelsea no baja la despedida

El Chelsea conquistó Riverside. Después de sorprender al Tottenham y al Manchester United en la siempre caprichosa FA Cup, el Middlesbrough quería cobrarse una nueva baja. Pero el conjunto de Tuchel no cayó en la trampa del equipo que ocupa la séptima posición de la Championship. Un rival que teóricamente era inferior al Chelsea, y también lo fue en la práctica. Por eso los goles de Romelu Lukaku, que poco a poco vuelve a encontrarse a su mejor nivel, y Hakim Ziyech fueron suficientes para conseguir la victoria y el cédula a las semifinales del torneo inglés.

Tuchel decidió hacer rotaciones y dejó en el banquillo a Kanté y Havertz para apostar por Loftus-Cheek y Lukaku como novedades. El delantero belga lleva más de un mes sin ser titular en la Premier, pero no ha perdido el sitio en la FA Cup, y lo está aprovechando. Fue él quien abrió el marcador después del primer cuarto de hora. Mount colgó un balón al área y el 9 del Chelsea remató para encarrilar la eliminatoria y, de paso, anotar su duodécimo tanto esta campaña -en la que es el mayor goleador blue, a pesar de su reciente mala racha-.

El equipo de Tuchel siguió empujando, no quería sorpresas y se fue a por la sentencia. Al Middlesbrough no le había dado tiempo a reponerse y Ziyech soltó su diabólica zurda para hacer el 0-2 desde el balcón del área. Era el minuto 29 y el Chelsea estaba siendo muy superior al conjunto local, que no conseguía llegar al área de Mendy, hoy titular por delante de Kepa, a pesar de que el español había nacido de inicio en la ronda anterior.

Así se llegó a la segunda mitad, en la que Chris Wilder agitó el once e introdujo cuatro cambios a la salida de los vestuarios. Pero ni con la savia nueva el Boro logró intimidar al Chelsea, muy ordenado atrás. Más si cabe con la entrada de Kanté, a falta de 20 minutos para el final, en los que el Middlesbrough no tuvo opción. Ni ni Tarvernier, el más querido por la afición del Riverside, puso en problemas a Mendy, que se quedó con la portería «a cero» y fue testigo de excepción del triunfo de su equipo, que pasa a las semifinales del torneo más antiguo del fútbol.

 

Recomendado

No te pierdas