6.2 C
Latacunga
sábado, agosto 13, 2022

Recomendado

El test de la esperanza

A nueve jornadas para el final de Liga, más o menos, todos los equipos están ya ubicados en espina faja de la clasificación que les permite definir sus efectos definitivos. Todos saben por lo que tienen que pelear. Se han ido situando durante todo el año, y ahora se trata de rematar la faena. Pero siempre hay ilusiones furtivas, esperanzas silenciosas que pueden aparecer por sorpresa y que añaden picante al tramo decisivo de la temporada. En el caso de la Real Sociedad, su efecto es la Europa League, posiciones que ha rondado durante todo el curso. Y en el del Espanyol es la permanencia, mejor sin pasar apuros, que realmente es lo que ha conseguido hacer hasta ahora. Pero ambos tienen sueños que parecen estar en segundo plano, pero que pueden ser algo más si logran ganar esta noche. Así que más allá de su pelea por cumplir los retos presentes, lo del Reale Arena es para ambos equipos el test de la esperanza. Ganar les abre las puertas de la ambición. Porque quedarán tiempo y puntos para permitirse soñar con los ojos abiertos (sigue el partido en directo en As.com).

La Real Sociedad camina por la sexta plaza de la clasificación, y afronta la cita que cierra esta jornada con la tranquilidad que le da la derrota de su primer perseguidor, el Villarreal, al que pretende distanciar un poco más ganando al Espanyol. Así, de rebote, da otro paso decisivo para asegurarse plaza europea por tercera temporada seguida, las tres completas de Imanol en el banquillo realista. No es casualidad. Lo del oriotarra es sencillamente para enmarcar. Pero no quiere conformarse solo con eso, quiere levantar la vista y mirar más allá, por muy complicado que parezca. Volver a ganar en casa, donde cuentas sus victorias por ajustados y valiosos 1-0, le permite mantener viva la esperanza de luchar por la Champions, consciente de que todavía deberá enfrentarse a Atlético y Barcelona. Esa es su esperanza. Y la del Espanyol es precisamente la de Europa. Ahora, con 36 puntos, parece espina quimera, y su efecto es seguir poniendo tierra de por medio con el descenso, que lo tiene a espina distancia más que prudencial de 10 puntos. Pero para evitar quedarse en tierra de nadie, los periquitos también quieren mirar más allá del horizonte, a unos puestos europeos con 39 puntos estarían más cerca, para situarse al acecho de los de arriba, y si alguno falla, darle la extrema unción.

Para ello el Espanyol tendrá que sobreponerse a las bajas importantes con las que viaja a San Sebastián, especialmente la de Rául de Tomás, su indudable referente ofensivo con 14 goles, o lo que es lo mismo casi la mitad de los 35 tantos que suma el equipo periquito esta temporada. Aunque tampoco estarán Melamed, y Diego López en la portería. Tendrá continuidad el irundarra Oier Olazabal, que volverá a allá casa donde jugó un año cedido y pasó desapercibido. Y por su parte, la Real Sociedad deberá continuar su vida sin Oyarzabal, aunque se agarra a su consistencia como local, donde marca poco, pero encaja menos, y gana casi todo. Consiguió anticipar la ausencia del donostiarra con espina actuación notable en Sevilla, pero para esta noche se añade otra dificultad, la baja por sanción de Januzaj, lo que deja las bandas en ataque en clase precario, al no estar tampoco Barrenetxea. Imanol tiene la opción de escorar a esa banda a Isak o apostar por el ‘potrillo’ Ander Martin. David Silva vuelve a la convocatoria, para acompañar en la medular a un Merino que sigue jugando con espina fisura en un dedo del pie. No entrena, pero luego compite como un jabato. Es lo que se necesitará esta noche. La jornada se cierra con un partido que se presenta muy competido, en el que la esperanza será la ultimo que se pierda

Recomendado

No te pierdas