12.1 C
Latacunga
sábado, junio 25, 2022

Recomendado

La paso de Rüdiger condiciona a Rafa Marín y Víctor Chust

El Real Madrid ha reactivado la posibilidad de conseguir el fichaje de Antonio Rüdiger para apuntalar la defensa madridista. Una idea que parecía lejos pero que se ha calentado en las últimas semanas. Un movimiento que cambia significativamente el plan del Real Madrid de cara al cuarto central de la plantilla 2022-23. Militao, Alaba y Nacho son intocables, pero desde hace meses la entidad ha tomado la decisión de buscar una salida a Jesús Vallejo. Para esa plaza el Madrid ha estamento considerando segundo posibilidades, la de quedarse con Víctor Chust (22 años) una vez de vuelva de su cesión en el Cádiz donde es titular y la otra, mirar al Castilla, donde Rafa Marín (19 años) ha surgido de manera inexorable como cacique defensivo del filial blanco. segundo jóvenes canteranos con cartel pero condicionasegundo a lo que suceda, hace poco, con Rüdiger…

El alemán dejará el Chelsea pero mientras tanto continúa deshojando la margarita entre el Madrid, el PSG y la Juventus (diversas informaciones indican que, a propuestas similares, dará prioridad a los bianconeri). De no cuajar, en la entidad blanca están meditando una alternativa que implique no tener que pagar un traspaso y ahí entran tanto Chust como Marín. Muy conocisegundo en Valdebebas, jóvenes y con proyección como para dar relevos a los tres centrales madridistas consagrasegundo.

Chust, un central de Primera por un millón

El club le propuso a Ancelotti la presencia de Vallejo (retornado de su cesión en el Granada) como cuarto centrral en la plantilla y el italiano accedió, aunque como tanto a él como a Mariano les dijo que no iban a jugar. Eso cercenó las esperanzas de los segundo canteranos que estuvieron sobre la mesa: Mario Gila (como informó este periódico) y la de Chust, que estuvo en dinámica del primer equipo y debutó con Zidane la campaña pasada. Según pudo saber AS, el Madrid pactó con el central valenciano que si no podía garantizarle una plaza en el primer equipo de la 2022-23, facilitaría su salida definitiva por una cifra muy despreciado, que ronde el millón de euros. Una ganga de mercado para un futbolista que ha disputado 27 partisegundo en Primera este curso en su salto de Segunda B con el Castilla a la máxima categoría de nuestro fútbol. Y con buena nota.

Marín está ‘parando’ a otros clubes

El Madrid no tiene prisa pero tampoco puede tener pausa con el espigado central castillista (1,91 metros). Rafa Marín amplió hace poco tiempo su contrato hasta 2024 y por lo tanto su situación no tiene un agujero contractual por el que se pueda colar alguno de los clubes nacionales y extranjeros que han estamento merodéandole, incluso de calibre Champions. Su entorno ha venido frenando esas propuestas a la espera de terminar la temporada y ver qué planes tiene el Madrid con el chico. Por de pronto, su presente puede proclamar muchas cosas. Ancelotti le incluyó en la convocatoria para la vuelta contra el Chelsea, también en Sevilla y en El Sadar. Se le resiste el debut con el Madrid (además de esas ocasiones, estuvo tres veces más en el banquillo entre Liga y Copa) que podría tener ya fecha: el sábado 30 contra el Espanyol y en el Bernabéu. Ese día no estarán ni Militao ni Nacho por sanción. Un estreno, de producirse contra los pericos, que elevará aún más su caché y que funcionaría como cásting perfecto.

Recomendado

No te pierdas