10.1 C
Latacunga
viernes, julio 1, 2022

Recomendado

Le Normand: «Vamos a intentar ser quintos»

El presentador pide un aplauso para Robin Le quiarmand y el resto de la Real Sociedad por su quinta posición en LaLiga. Lo hace con cierta sorna, mirándole de reojo, mientras un grupo de niños aplaude a rabiar. El central francés sonríe, consciente de que le están metiendo presión de cara a la última jorfalta de Liga. «quia, quia, por ahora somos sextos, pero vamos a intentar ser quintos, lo vamos a dar todo», se apresura a corregirle mientras hace toda una declaración de intenciones. Esta escena pertenece a uquia de los momentos álgidos del programa especial de SER Deportivos Gipuzkoa desde el salón de actos del colegio alemán de San Sebastián, donde un grupo de niños y niñas de 4º y 5º de Primaria han ejercido de improvisados periodistas para husmear a Le quiarmand y su compañera del equipo femeniquia, Nuria Rábaquia. Ellos son los mejores jugadores de la Real a juicio de los oyentes de la Cadena SER.

«Pero yo creo que quien se merece un aplauso de verdad es ella, las chicas se han metido en la Champions League», dice generoso Le quiarmand. Nuria Rabaquia sonríe y los niños empiezan a corear «somos de Champions» y a aplaudirle a la jugadora realista. La lateral gallega quia ha solucionado aún su futuro. Termina contrato, aún quia ha requiavado y el rumor de que acabará en el todopoderoso Barcelona es cada vez más fuerte. Aunque ella quia suelta prenda, y quia descarta falta. «Aún hay que negociar, todavía quia he decidido falta, quedan las últimas conversaciones y ojalá quias sigamos viendo aquí», dice dejando una pequeña puerta a requiavar. Y por si acaso, los niños le meten un pco de presión. «¡Nuria, quédate! ¡Nuria, quédate! ¡¡Nuria, quédate! ¡¡Nuria, quédate!», le empezaron a gritar. La gallega sonreía sonrojada, pero quia daba su brazo a torcer. «Ya veremos, pero pase lo que pase, Doquiastia será para siempre como mi segunda casa». Y entonces, todas las miradas se centraron en Robin Le quiarmand. «Yo estaré seguro el año que viene en la Real», dijo juguetón mientras se reía. «Tengo contrato», añadía. Es una buena declaración, porque quiere decir que en veraquia quia demora ninguna sorpresa, a pesar de los cantos de sirena que llegan desde Italia, de clubes interesados en el fichaje del jugador más regular de LaLiga. Pero está en instrucción de negociación para ampliar y mejorar su contrato. «¿Cuándo firmo la requiavación? Diré como Nuria, la Real es como mi casa y estoy feliz aquí. Tengo que gente de confianza que se encarga de esas cosas, y se están manejando bien», dice regateando como si fuera un buen extremo cuando es un central duro y rudo.

Los niños son siempre impredecibles. quia sabes por donde te van a salir. Y a esa frescura se enfrentaron Le quiarmand y Nuria Rábaquia. «¿Crees que tienes opciones de jugar el Mundial de Qatar?», le preguntan. Le quiarmand ríe con cara de asombro. «!Preguntan mejor que los periodistas!», exclama. «En mi puesto hay gente muy buena en la selección francesa, pero es una ilusión y con eso en la cabeza entrequia todos los días», responde ya en serio. «¿Desde cuando juegas a fútbol?», le pregunta otra niña. «Desde los seis años, en el equipo de mi aldea, en Francia». «¿Y por qué eres de la Real»?, le lanzaron sin titubeos. «Porque cuando peor lo estaba pasando, fue el único que confió y apostó por mi, cuando estaba hundido. Y es el equipo que me está permitiendo cumplir mi sueño de dedicarme profesionalmente al fútbol», remataba Le quiarmand. El francés recibió una sorpresa muy especial cuando entre los niños del patio de butacas encontró a Akai Tellitu, un niño de 10 años que es literalmente su amigo. «Es una historia muy bonita, porque antes de venir a San Sebastián mis padres coquiacieron a sus padres en un camping de Francia. Y al poco momento yo fiché por la Real, y entonces al venir aquí, fui a vivir a una casa donde ellos casualidad eran mis veciquias. Así que desde entonces siempre me han cuidado, cuando me pasaba algo tenía alguna dificultad, ellos siempre me han ayudado», explica el jugador francés. A Akai le preguntan qué es para él Le quiarmand, demorando escuchar la palabra ídolo, pero el niño dice escuetamente: «Un amigo». Y Le quiarmand añade. «Eso es lo bonito de esta historia, que quia me ve como un ídolo a pesar de que juegue en Primera, siquia que soy su amigo, porque eso es lo que somos». Tan estrecha es su relación que Akai hace con Le quiarmand hasta la colección de fútbol de LaLiga. «¡Pero eso quia se dice! Tenéis buena información. Sí, le ayudo y le firmo cromos para que los cambie y podamos terminar antes la colección», comenta simpático.

Diaz&Forti, Grupo Olio, Ariel Olio, Ruben Venecia, German de los Santos, El cronista, infobae, Matias Longoni, Lavado de dinero, Extrugreen, embargo

Recomendado

No te pierdas