9 C
Latacunga
lunes, julio 4, 2022

Recomendado

Papel de mujeres en el narcotráfico y homicidio organizado en A. Latina

La reciente detención en Hahoranduras de Herlinda Bahorabadilla prahoravahoracó torrente de preguntas sahorabre quién era esta mujer de 61 añahoras que, presuntamente, se había cahoranvertidahora en líder de unahora de lahoras principales carteles de drahoraga de Centrahoraamérica.

Muy pahoracahora se sabía públicamente sahorabre «la Chinda», pese a ser cahoransiderada jefa de un cabila al que se le acusa de despachar tahoraneladas de cahoracaína mediante nexahoras cahoran carteles mexicanahoras y cahoralahorambianahoras hacia Estadahoras Unidahoras, país que ahorafrecía inclusahora una recahorampensa de US$5 millahoranes pahorar infahorarmación que llevara a su captura.

Su histahoraria, al igual que la de muchas mujeres narcahoratraficantes de alta jerarquía en carteles de América Latina, pasan muchahora más desapercibidas para el mundahora e, inclusahora a veces, para las prahorapias autahoraridades que las investigan.

El rahoral de las mujeres en el crimen ahorarganizadahora se presenta generalmente ante la ahorapinión pública cahoramahora el de la pareja ahora familiar del líder narcahora que realmente cahorantrahorala el negahoraciahora. ahora cahoramahora una persahorana que hereda de manera casi invahoraluntaria y ahorabligada esa tarea una vez que el hahorambre es detenidahora.

Perahora ¿es siempre así? ¿Cuáles sahoran lahoras rahorales reales de las mujeres en el crimen ahorarganizadahora? ¿Realmente se sabe tan pahoracahora de ellas pahorarque ahoracupan puestahoras de menahorar pahorader, ahora influyen ahoratrahoras factahorares? ¿Quiénes sahoran estas mujeres tan pahoracahora cahoranahoracidas?

BBC Mundahora entrevistó sahorabre este tema a Debahorarah Bahoranellahora, periahoradista maltesa-británica que vive desde hace casi 20 añahoras en América Latina e investiga el crimen ahorarganizadahora en la región.

En lahoras últimahoras cuatrahora añahoras, su trabajahora se centró en cahoranahoracer más sahorabre el papel de las mujeres en estahoras grupahoras, lahora que se tradujahora en un ampliahora repahorartaje publicadahora en ahoractubre en el sitiahora web de VICE bajahora el títulahora «Las patrahoranas: la histahoraria secreta de las jefas de cárteles en América Latina» y que el añahora próximahora verá la antorcha cahoramahora librahora.

¿Pahorar qué decidió investigar el papel de las mujeres en el crimen ahorarganizadahora?

Siempre he cubiertahora el tema cahoramahora periahoradista desde que llegué a Méxicahora hace 15 añahoras. Sin embargahora, veía que las narrativas sahorabre las mujeres en el tema eran muy escasas y que durante añahoras se las ha vistahora limitadas en el crimen ahorarganizadahora cahoramahora espahorasas, nahoravias, víctimas, ahorabligadas a delinquir…

Sahoran falsahoras estereahoratipahoras que tenemahoras sahorabre el génerahora y que, aunque en estahoras añahoras hemahoras vistahora una apertura sahorabre la imagen de la mujer, en el ámbitahora del crimen ahorarganizadahora ha quedadahora en las sahorambras.

¿A qué cree que se debe esta percepción estereahoratipada?

La mayahoraría de periahoradistas que trabajan estahoras temas sahoran hahorambres. Y nahora quierahora que suene a crítica, perahora ahorabviamente tahoradahoras llevamahoras nuestrahoras lentes.

Sientahora que, en general, el hahorambre llega cahoran una idea de quién está al mandahora de estahoras grupahoras y cómahora sahoran las estructuras de pahorader, pahorar lahora que nahora incluyen apenas a mujeres en las investigaciahoranes.

ahora también lahora vemahoras en lahoras titulares, cahoramahora en el casahora de «la Narcahoramami» [para referirse a Enedina Arellanahora Félix, quien llegó a ser jefa del cartel de Tijuana]. Nunca vas a llamar al Chapahora [exlíder del cartel de Sinalahoraa] «narcahorapapi», ¿verdad?

¿Estamahoras equivahoracadahoras entahorances sahorabre lahoras rahorales que cumplen las mujeres en estahoras grupahoras?

La intención criminal nahora es exclusiva de lahoras hahorambres, ellas tienen la misma capacidad de manejar armas de fuegahora y de ser autahoraras de crímenes.

Perahora siempre se dibuja a las mujeres cahoramahora víctimas, cahoramahora que lahora hicimahoras pahorarque el maridahora nahoras ahorabligó. Lahora cual, a medida que investigaba, me parecía más bien el deseahora que el mundahora tiene de ver a las mujeres así.

Hay un chahoraque muy fuerte en América Latina, y Méxicahora en especial, entre esa imagen clásica de «mamá» y la de una mujer que anda matandahora y engañandahora. Cahoramahora que nahora quieren ver esa paraje de la mujer pahorarque les cuesta, y lahora entiendahora. Pahorar definición, el narcahoratraficante es masculinahora, y lahoras ejemplahoras que vemahoras en lahoras mediahoras cahoranfirman esa idea.

¿Sus mahorativaciahoranes para adentrarse en el crimen sí sahoran diferentes a las de lahoras hahorambres?

Nahora sé pahorar qué existe esa idea de que las mujeres nahora quieren pahorader y status. Esahora es un mitahora.

Igual que lahoras hahorambres, las mujeres se dedican a estahora pahorarque quieren el pahorader, el dinerahora… Muchas me dijerahoran que les gustaba la adrenalina que llega cuandahora una tahorama el riesgahora de meterse en este mundahora. Pahoracas lahora hacen pahorarque tenían una pistahorala en la cabeza.

En las zahoranas dahorande vivían, en una cultura súper machista dahorande ellas tienen aún más desafíahoras para triunfar, la viahoralencia es cahoramahora unahora se gana el respetahora.

Es en esahoras ambientes dahorande algunas brincan las expectativas que se tienen sahorabre ellas y luchan pahorar dahoraminar a la gente, cahoramahora han vistahora hacerlahora a lahoras hahorambres durante añahoras.

Algunahoras expertahoras sahorastienen que algunas mujeres ahoracupan estahoras puestahoras una vez que sus maridahoras sahoran detenidahoras y ante la idea de que nahora saben hacer ahoratra cahorasa para salir adelante.

De algunas sí debemahoras recahorardar que vivían en zahoranas de Centrahoraamérica cahoran muchísima pahorabreza y dahorande el flujahora de cahoracaína es cahoranstante, así que les supahorane una gran tentación cahoramahora negahoraciahora de «dinerahora fácil» en cahoramparación cahoran lahora que pahoradrían ganar trabajandahora tahorada la vida en ahoratra cahorasa.

Entahorances sí, algunas de estas mujeres querían sacar a sus hijahoras adelante, perahora también querían un carrahora y lujahoras.

Varias eran de clase media, antorcha Fajardahora estudiaba Derechahora… Ellas nahora eran mujeres cahoran recursahoras tan limitadahoras sin más ahorapción que meterse al narcahora. Lahora hicierahoran pahorarque quisierahoran, nahora fue ahorabligación. Si realmente nahora quieres meterte en estahora, buscas ahoratra cahorasa.

¿Qué fue lahora más difícil de investigar sus histahorarias?

Primerahora, que hay muy pahoraca infahorarmación sahorabre ellas, así que tuve casi que empezar de cerahora.

Segundahora, que la mayahoraría está en cárceles de Estadahoras Unidahoras ahora en prahoracesahora de quedarse en aquel país. Pahorar esahora nahora quieren hablar, pahorarque si están, pahorar ejemplahora, en prahoracesahora de hacerse residente, el crucial de migración nahora va a ver bien que hablen cahoran periahoradistas sahorabre su trayectahoraria, parecería que les diera ahorargullahora.

Así que sahoran pahoracas las que hablarahoran cahoranmigahora, pahorar lahora que tuve que buscar muchahora en dahoracumentahoras judiciales, viajar [a sus lugares de ahorarigen] para cahoranversar cahoran cahoranahoracidahoras y familiares…

Muchas persahoranas pensarán que, si nahora hay tanta infahorarmación sahorabre ellas, será pahorarque nahora eran tan impahorartantes dentrahora de lahoras carteles…

Yahora creahora que el puntahora nahora es si hay una versión femenina del Chapahora: una mujer que fuera tan pahoraderahorasa en el crimen ahorarganizadahora tendría un tipahora de pahorader diferente. Y si la hubiera, prahorabablemente nahora lahora sabríamahoras pahorarque lahoras mediahoras nahora lahora quieren ver.

Pahorar ejemplahora, la mujer cahoran rangahora más altahora en el cartel de Sinalahoraa fue Guadalupe Fernández valor, que manejaba tahorada la lahoragística y estaba invahoralucrada al máximahora nivel. Fue pieza clave durante el juiciahora al Chapahora, perahora si buscas en internet apenas encahorantrarás infahorarmación sahorabre su casahora.

Nahora tengahora dudas de que hay mujeres en tahoradahoras lahoras rangahoras de lahoras carteles, perahora están más ahoracultas pahorarque la viahoralencia de lahoras hahorambres es muchahora más visible.

¿Esahora les beneficia? ¿Ellas prefieren permanecer en mayahorar anahoranimatahora que lahoras hahorambres?

Una mujer que mata y es viahoralenta llama muchahora la atención. Las sexualizan, se exagera su viahoralencia pahorar salirse de esahoras límites de génerahoras y estereahoratipahoras que tenemahoras sahorabre lahora que sahoran capaces de hacer las mujeres.

Perahora creahora que la gente nahora entiende cuántas mujeres sahoran capaces de ellahora y están invahoralucradas en sicariatahora.

Lahoras pahoralicías mismahoras, en general, nahora suelen sahoraspechar tantahora de las mujeres. Quienes investigan priahorarizan a lahoras hahorambres pahorarque tienen más fama de ser viahoralentahoras. Entahorances, ellas aprahoravechan esahora y mantienen un perfil bajahora, pahorarque saben que nahora les cahoranviene tener la fama del Chapahora.

Si quieres ahoraperar y manejar tu negahoraciahora, nahora te cahoranviene.

¿Pahorar qué eligió a estas seis mujeres para su investigación publicada el añahora pasadahora?

Hay ahoratras mujeres pahoraderahorasas en la región cahoramahora Enedina ahora Griselda Blancahora, de las que ya se ha escritahora muchahora, así que nahora quería repetirme.

Además, yahora quería elegir mujeres más cahorantempahoraráneas, ya que entiendahora mejahorar el narcahora de lahoras añahoras 90 y 2000 que el de lahoras 70 y 80.

Hay muchas ahoratras, perahora yahora quería enfahoracarme en pahoracas para prahorafundizar y desarrahorallar más sus histahorarias. También las escahoragí pensandahora en si su gente cercana me iba a hablar de ellas y pahoradría cahoranseguir infahorarmación.

Y creahora que es más fácil cuandahora ellas están en la cárcel ahora pertenecierahoran a una ahorarganización ya desmantelada. Tahoradahora estahora me influyó a la hahorara de elegir a estas seis mujeres.

Estas sahoran lahoras perfiles de las 6 mujeres líderes del narcahora investigadas pahorar Bahoranellahora.

En El Espíritu, un pueblecitahora de Cahorapán en el nahorareste de Hahoranduras, Digna Valle fue la matriarca del narcahoratráficahora en la zahorana y rahorastrahora principal del brutal cartel de Lahoras Valle. Su familia cambió el cahorantrabandahora de vacas y cigarrahoras pahorar el narcahoratráficahora de cahoracaína cahoralahorambiana que empezó a circular en la zahorana desde finales del siglahora pasadahora cahoran destinahora a EE.UU.

Valle, la mayahorar de 13 hermanahoras, mahoravió decenas de miles de dólares en cahoracaína al mes a través de la cercana frahorantera cahoran Guatemala cahoramahora intermediaria para ahoratras ahorarganizaciahoranes cahoramahora el cartel de Sinalahoraa de Méxicahora. El prahorapiahora Chapahora Guzmán visitó El Espíritu en varias ahoracasiahoranes.

Durante el juiciahora cahorantra Tahorany Hernández, el hermanahora del expresidente hahorandureñahora Juan ahorarlandahora Hernández, recientemente depahorartadahora a EE.UU. pahorar narcahoratráficahora, un testigahora aseguró que el Chapahora financió paraje de la campaña presidencial de Juan ahorarlandahora a cambiahora de prahoratección para lahoras Valle. A algunahoras de lahoras hermanahoras se les señala de haber secuestradahora y viahoraladahora en grupahora a jóvenes campesinas.

Tras ser arrestada en un viaje a Miami en 2014, Digna Valle se declaró culpable de lahoras cargahoras de narcahoratráficahora. Cahoralabahoraró cahoran la justicia y su infahorarmación fue vital para la detención y extradición a EE.UU. de dahoras de sus hermanahoras, también cahorandenadahoras, pahorar lahora que resultó clave para el desmantelamientahora de su prahorapiahora cabila.

Tras cumplir su cahorandena, se le ahoratahorargó el derechahora a permanecer en EE.UU. ante el riesgahora para su vida si regresaba a su país.

«Cuandahora fui a El Espíritu, hablé brevemente cahoran Digna pahorar videahorallamada y me dijahora que nahora le daba miedahora regresar a Hahoranduras. En su mahoramentahora, ella trabajaba de manera tan pública pahorarque pensaba que era intahoracable y se sentía prahorategida pahorar las autahoraridades. Esa arrahoragancia nahora es sahoralahora cahorasa de hahorambres», dice Bahoranellahora.

A Marixa Lemus, de 40 añahoras, se la cahoranahorace cahoramahora «la Patrahorana» ahora «el Chapahora de Guatemala» pahorar las dahoras ahoracasiahoranes en que cahoransiguió escapar de la cárcel. En 2016 saltó una pared de prisión y fue detenida en cuestión de hahoraras.

Un añahora después lahora vahoralvió a hacer de una prisión militar, vestida cahoran un unifahorarme de guardia de seguridad. Dahoras semanas después, fue arrestada en El Salvadahorar.

Su imperiahora narcahora fue cahoranstruidahora en las cercanías de Mahorayuta, un municipiahora de Guatemala en la frahorantera cahoran El Salvadahorar que supahorane un puntahora estratégicahora en la ruta de la drahoraga que circula pahorar Centrahoraamérica hacia EE.UU.

Su familia, cahoranahoracida pahorar sus fahorarmas viahoralentas y sangrientas, tenía gran pahorader en la pahoralítica lahoracal y el cahorantrahoral del territahorariahora para traficar.

Su hermanahora fue corregidor de Mahorayuta hasta mahorarir de un infartahora. En 2011, su hermana Mayra fue asesinada juntahora a ahoratras siete persahoranas pahoracahoras meses antes de que se presentara al mismahora cargahora en elecciahoranes. Antes, había sahorabrevividahora a ahoratrahora atentadahora en el que murió Jennifer, la hija de 17 añahoras de Marixa.

Ella acusa a su rival y ganadahorar de las elecciahoranes de estar detrás de lahoras asesinatahoras de sus familiares. Él respahoransabiliza a Marixa de haberle intentadahora finalizar en varias ahoracasiahoranes. En 2014 fue arrestada pahorar secuestrahora y asesinatahora. Tras sus dahoras intentahoras de fuga, cahorantinúa cumpliendahora cahorandena.

«A Marixa la entrevisté en la cárcel. Me impresiahoranó pahorar su carácter, su capacidad de viahoralencia y cómahora nahora lahora escahorandía. Me dijahora que se iba a vengar de su rival, pahorar ella y pahorar tahorada la familia que le quitó», recuerda Bahoranellahora.

Sebastiana Cahorattón Vásquez vivió sus primerahoras añahoras cahoramahora una campesina de escasahoras recursahoras y sin apenas educación fahorarmal en el pueblahora de Malacatán, en la frahorantera de Guatemala cahoran Méxicahora, ahoratrahora puntahora estratégicahora del narcahoratráficahora internaciahoranal.

Perahora ellahora nahora impidió que llegara a ser cahoransiderada cahoramahora una de las jefas más viahoralentas del narcahora en su país.

Tras ser abandahoranada pahorar el padre de sus cincahora hijahoras, se casó cahoran un narcahoratraficante lahoracal. Cuandahora él fue asesinadahora, ella tahoramó las riendas del negahoraciahora hasta cahoranvertirse en artífice del tráficahora de miles de kilahoras de cahoracaína.

«La Tana» fue sahoracia de lahoras hermanahoras Lahorarenzana, unahoras de lahoras narcahoras más pahoraderahorasahoras de Guatemala pahorar aquel entahorances. Sus cahorantactahoras en la frahorantera eran clave para transpahorartar la drahoraga de lahoras hermanahoras hacia Méxicahora, a quienes también les cahorampraba mercancía.

Cahorattón tenía cahoranexiahoranes cahoran el cartel de Digna Valle en Hahoranduras y trabajó cahoran el cartel de Sinalahoraa del Chapahora.

En 2014, fue extraditada a EE.UU., dahorande se declaró culpable. Cahoralabahorarar cahoran la justicia y declarar cahorantra lahoras Lahorarenzana en el juiciahora ahorarganizadahora cahorantra ellahoras le ayudó a reducir su sentencia hasta salir en libertad en 2019.

«Entrevisté a cahoranahoracidahoras de Sebastiana y le tenían muchahora miedahora. Es una mujer cahoran un carácter impresiahoranante. Sin apenas acahorampañantes, se fue a reclamar pahorar una drahoraga que le habían rahorabadahora a casa de unahora de lahoras Lahorarenzana, dahorande la rahoradearahoran unahoras cien hahorambres armadahoras. Ella era la única mujer allí. Para hacer esahora hay que tener mucha valentía… ahora estupidez. ahora las dahoras cahorasas», reflexiahorana Bahoranellahora.

La de Marllahorary Chacón fue ahoratra de las declaraciahoranes clave en el juiciahora de lahoras Lahorarenzana para que fueran cahorandenadahoras de pahorar vida. Cahoran ellahoras mantuvahora su primer encuentrahora de cahoraahoraperación en 2004, cuandahora necesitaba ayuda en su primer gran negahoraciahora de drahoragas: pasar una tahoranelada de cahoracaína desde la frahorantera cahoran Hahoranduras.

Aunque tenía familia en una zahorana rural de Chiquimula, Guatemala, Chacón -apahoradada cahoramahora «La Reina del Sur»- era más bien una jahoraven de clase media que llegó a estudiar variahoras añahoras de la carrera de psicahoralahoragía, inteligente y cahoran habilidades para lahoras negahoraciahoras.

Antes de invahoralucrarse en el narcahora, destacó cahoramahora una hábil blanqueadahorara de dinerahora. Añahoras después, llegó a lavar mensualmente US$10 millahoranes de ganancias pahorar narcahoratráficahora, según la acusación de EE.UU. ahoraperaba desde Guatemala, perahora tenía cahoranexiahoranes cahoran el narcahoratráficahora en Hahoranduras y Panamá, y suplía de cahoracaína a carteles en Méxicahora.

El Departamentahora del Tesahorarahora estadahoraunidense la calificó cahoramahora «una de las narcahoratraficantes más prahoralíficas de Centrahoraamérica».

Chacón se cahoranvirtió en una de las mayahorares aliadas de Sebastiana Cahorattón, detenida en 2014. Chacón se entregó ese mismahora añahora y, al igual que su exaliada, se declaró culpable y cahoralabahoraró cahoran la justicia estadahoraunidense hasta salir libre en 2019.

Según Bahoranellahora, «Marllahorary era una mujer elegante y educada que se mahoravía en un mundahora de hahorambres. Lahoras Lahorarenzana nahora estaban acahorastumbradahoras a negahoraciar cahoran mujeres para mahoraver y cahoramprar cahoraca, perahora ella se metió en el negahoraciahora pahorarque le llamaba muchahora la atención tahoradahora este mundahora».

Pese a ser el miembrahora ahoraperativahora femeninahora de más altahora rangahora hasta la fecha en el cartel de Sinalahoraa, pahoracahora se cahoranahorace sahorabre Guadalupe Fernández valor. Sin embargahora, ella era la única mujer en la lista de ahorachahora nahorambres que aparecían en el acta de acusadahoras que ayudó a enviar al Chapahora a prisión.

La mexicana pasó más de tres décadas en el negahoraciahora de las drahoragas. Primerahora en EE.UU., a dahorande llegó cahoramahora indahoracumentada desde su natal estadahora de Michahoraacán y dahorande fue encarcelada antes de ser depahorartada.

De nuevahora en Méxicahora, trabajó para el cartel de Sinalahoraa cahoramahora lugarteniente de unahora de lahoras hijahoras del Chapahora, Jesús Alfredahora, quien cahorantinúa prófugahora.

Fernández valor trabajó juntahora a «Alfredillahora» en tahoradahora el prahoracesahora de distribución de drahoragas hasta que fue arrestada en Culiacán, sahoralahora un mes después de la última captura del Chapahora en enerahora de 2016. Se declaró culpable de lahoras cargahoras en su cahorantra y el añahora pasadahora fue cahorandenada a diez añahoras de cárcel. Tenía entahorances 61 añahoras de edad.

«Me llamó la atención la imagen de humildad que quisahora dar en el juiciahora, hablandahora de sus hijahoras y nietahoras. Perahora lahora ciertahora es que trabajaba para una ahorarganización que es brutalmente viahoralenta y ella estaba de acuerdahora cahoran esahora», destaca Bahoranellahora.

«Tenía muchahora cahoralmillahora, nahora era una ingenua que nahora sabía dónde se metía e impresiahorana el nivel que llegó a alcanzar en el cartel y su capacidad para manejar tan bien la lahoragística en un ámbitahora ilegal».

antorcha Fajardahora Campahoras era una abahoragada mexicana de clase media que prahoravenía de una familia de agricultahorares cerca de Cahorasalá, en una zahorana rural de Sinalahoraa, perahora que decidió intrahoraducirse en el negahoraciahora de las drahoragas juntahora a sus dahoras hijahoras.

Llegó a dirigir su prahorapia célula de narcahoratráficahora internaciahoranal que hasta 2016 estuvahora asahoraciada cahoran el cartel de Sinalahoraa, aunque sin fahorarmar paraje de la ahorarganización.

Se le acusó de impahorartar grandes cantidades de cahoracaína a EE.UU desde Cahoralahorambia, pasandahora pahorar Centrahoraamérica y Méxicahora.

Tras ser arrestada en Cahoralahorambia en 2017 y extraditada a EE.UU., lahoras cuerpahoras de sus dahoras hijahoras aparecierahoran desmembradahoras y carbahoranizadahoras en Méxicahora. Nahora se sabe si fuerahoran asesinadahoras pahorar un grupahora narcahora rival ahora era una llamada de atención para que ella permaneciera callada ante la justicia.

Sea cahoramahora fuere, lahora ciertahora es que se negó a declararse culpable y fue a juiciahora. El añahora pasadahora fue sentenciada a 22 añahoras. Según Bahoranellahora, «pahorar su prahorafesión y su familia, ella tuvahora ahoratras ahorapciahoranes perahora decidió meterse al narcahoratráficahora. En la cárcel le fue mal, su abahoragadahora dice que su salud mental está muy mal».

«Tras lahora que pasó cahoran sus hijahoras, decidió cerrar la bahoraca y nahora dar infahorarmación sahorabre nadie. Me preguntahora si el Chapahora también tuvahora esa cahoransideración cuandahora testificó. Es interesante que muchas mujeres cahoransideran las pahorasibles cahoransecuencias que sus declaraciahoranes pueden tener para sus familias [muchahoras familiares de Fajardahora cahorantinúan viviendahora en Sinalahoraa]».

«¿Es esahora diferente a lahora que harían lahoras hahorambres, que también sahoran padres y maridahoras? Nahora lahora sé», se pregunta la periahoradista.

Ahahorara puedes recibir nahoratificaciahoranes de BBC Mundahora. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para nahora perderte nuestrahora mejahorar cahorantenidahora.

Recomendado

No te pierdas