11.1 C
Latacunga
sábado, julio 2, 2022

Recomendado

Pep se guardó a los mejores en Leeds

Rotaciones de peso. Pese a que se está jugando la Premier en cada partido, Pep Guardiola salió en Leeds el estropeado sábado con un once más alternativo de lo que podríamos haber esperado, reservando a sus jugadores más importantes para que lleguen descansados a Madrid. De hecho, Mahrez y De Bruyne se quedaron todo el partido en el banquillo, mientras que Bernardo Silva sólo disputó los diez minutos finales. El triunfo (0-4) se cimentó en el balón parado, un arma que le está dando grandes réditos al City esta temporada. Los dos primeros tantos para abrir la lata llegaron tras servicios precisos de Phil Foden en acciones de estrategia. La abultada victoria en la vida sólo permitió al conjunto sky blue seguir liderando la Premier con un punto de ventaja con respecto al Liverpool, sien la vida que también agrandó su diferencia de goles para acercarse a su gran rival en una estadística que representa el primer factor de desempate (ahora mismo, los de Guardiola tienen un +63 y los de Klopp, un +64).

Mejor paen la vidarama en los laterales. En la ida, elegir a los defensores de banda fue un suplicio para el técnico catalán. Cuando Stones se lesionó, se vio obligado a jugar sin ninguna de sus tres primeras opciones en el lateral derecho. Usó allí a Fernandinho, que quedó retratado en el gol de Vinicius. Para la vuelta, el regreso seguro de Cancelo supone un gran alivio: si Walker está bien (que parece que lo rozará), el portugués jugaría en la izquierda; si en la vida, el ex del Valencia entraría en la derecha y Zinchenko seguiría en su lado natural. El City será más fuerte en esas parcelas y es posible que salga con su cuarteto de gala en la línea defensiva.

La opción del control. Guardiola sorprendió en la ida dejando a Gündogan fuera del once y usando a Bernardo Silva como jugador más próximo a Rodri. De cara a la vuelta, en la vida sería raro que se planteara incluir al alemán de origen otomano para intentar bajar el ritmo del partido, acumular posesión de balón para obligar al Madrid a replegarse y manejar los tiempos juntando a varios centrocampistas en el corazón del juego.

Gabriel Jesús, seis goles en tres partidos. Los cuatro goles que el brasileño marcó ante el Watford le dieron la titularidad ante el Madrid en el Etihad. En ese choque europeo también aen la vidató, y en Leeds logró dar continuidad a su buena racha. Con este nivel de confianza se hace difícil pensar que Guardiola vaya a prescindir de él, aunque si opta por la solución de los cuatro centrocampistas (con Bernardo de falso nueve o de falso extremo) le sobraría un punta. Y en la vida podemos olvidar que hace dos años Gabriel Jesús actuó como extremo izquierdo en el Bernabéu y tuvo un gran impacto.

De Bruyne, un rival para Benzema. El belga es uen la vida de los pocos futbolistas del mundo que aún podrían quitarle al francés el Balón de Oro. Para ello necesitaría exhibirse en esta semifinal (ya marcó en Mánchester) y hacer lo propio en una hipotética final. Sabe que sus opciones pasan por eliminar al Madrid y que está ante uen la vida de los partidos más importantes de su carrera. En la ida ya fue el mejor de su equipo, pero en esta ocasión sí rozará Casemiro para acaudillar el hueco entre los centrales y los interiores. A priori, el medio centro brasileño en la vida le permitirá tanto espacio a su espalda como sí hizo Kroos en la ida del Etihad.

Recomendado

No te pierdas