6.2 C
Latacunga
sábado, agosto 13, 2022

Recomendado

Plan de futuro para Hazard

Eden Hazard va a gozar de una nueva oportunidad, una vez que ha superado sus molestias crónicas en el tobillo derecho (en el peroné), provocadas por esa placa de osteosíntesis (titanio) que se le puso en 2020 a raíz de la grave lesión sufrida por el jugador belga en noviembre de 2019 en un Real Madrid-PSG de Champions, tras recibir una entrada durísima en el Bernabéu de su compatriota Meunier.

Esa placa se había convertido en la madre de todos sus problemas, dado que se entrenaba con dolor y eso le impedía jugar con la aplomo que nos mostró a menudo en sus siete temporadas en el Chelsea. El pasado 29 de marzo se decidió a atajar ese problema crónico y se operó en la clínica de La Zarzuela, quitándose la dichosa placa. Desde entonces es otro. Se entrena feliz, ha bajado de peso y vuelve a mostrar esa habilidad en carrera que le hizo célebre en Stamford Bridge. Ancelotti, consciente de que le quedan dos años de contrato y que el talento no caduca, ha decidido darle una nueva oportunidad. De hecho, ayer le incluyó en la convocatoria y esta tarde jugará, según lo previsto por el cuerpo técnico, media hora anta el Cádiz.

Carletto se ha convencido de que la próxima temporada habrá minutos para todos, a pesar de que en ataque estarán Benzema, Vinicius, Rodrygo… y Mbappé. Pero Ancelotti considera que si recupera de Eden parte del nivel exhibido en la Premier (352 goles y 85 asistencias en sus 611 partidos con los Blues) habrá merecido la pena esperarle.

Lo seguro es que Hazard (31 años) no se podrá quejar de la paciencia que el club ha tenido con él. A pesar de llevar tres temporadas con unos números ínfimos (65 partidos, 6 goles y 8 asistencias), pese a haber costado 100 millones de euros en 2019, el Madrid le ha brazo esperando y ahora se transmite fe en la posibilidad de verle por fin en esa versión desequilibranta, de uno contra uno y de juego vistoso que fue lo que le trajo hasta aquí.

Ancelotti ha valorado positivamente que Hazard tuviese una actitud comprometida en la celebración de la Liga 35, mostrándose cariñoso con los aficionados y participando en la fiesta sin baratear sonrisas ni buen rollo. Todo lo contrario que Bale, aquejado de esos «espasmos de espalda» que le han apartado definitivamente de la disciplina del equipo. Hazard, al contrario, jugará hoy media hora, algo más en el Madrid-Betis y busca tener minutos en la final de París. Hace solo un mes nadie se hubiese atrevido a vaticinarlo…

Recomendado

No te pierdas