9 C
Latacunga
miércoles, mayo 18, 2022

Recomendado

¿Por qué hay que invertir en garajes en 2022 como dice Omar Montes?

Omar Montes, el tercer artista más escuchado en España en todo el año 2021 según los datos de Spotify, lanzó uno de los primeros consejos económicos para el presente año. Nada más acabar las campanadas de Nochevieja, el cantante tomó el micro para recomendar invertir en plazas de garaje.

«Me gustaría decir que seáis todos muy felices, que cuidéis todos de la familia y que invirtáis en oro para protegeros de la inflación, y en plazas de garaje«. ¿Cuánto de razón hay en las palabras del artista madrileño? Según varios expertos inmobiliarios consultados por laSexta, no parece ir muy desencaminado en sus palabras.

Susana Rodríguez, directora general de Negocio de Savills Aguirre Newman, afirma que «no le falta cierta razón». La experta, en palabras para el citado medio, considera que en este momento el mercado inmobiliario se encuentra en un buen momento. La razón es que hay mucho capital, tanto institucional (fondos de inversión, pensiones o aseguradoras) como privado.

Alta rentabilidad

La primera razón para apostar por las plazas de garaje la ofrece el director de negocio de Solvia, Ernesto Ferrer-Bonsoms. «Las restricciones de aparcamiento en el centro de las ciudades, la disminución de las plazas gratuitas o el incremento del uso del transporte privado para trayectos rutinarios se han traducido en un aumento de la demanda de alquiler», indica. Es, tal y como explica el experto, un buen momento para comprar y alquilar posteriormente. «Es una excelente apuesta de inversión«.

La rentabilidad de estos activos se muestra en positivo en los últimos años, y los expertos creen que así seguirá en 2022. «Según nuestro último informe de rentabilidad, correspondiente al año 2021, los garajes cerraron el ejercicio con una rentabilidad bruta del 6%», asegura Francisco Iñareta, portavoz de Idealista. Un dato positivo, aunque ligeramente menor al de 2020, cuando llegó al 6,9%. Sin embargo, para este año las previsiones apuntan a que llegue al 7,5% de rentabilidad. Una cifra notable en comparación con los bonos del Estado que acaba de sacar España de cara a diez años, con una rentabilidad del 1%.

El año de las plazas de garaje

Según explica Ferrer-Bonsoms, el de los garajes es un activo «que siempre ha despertado mucho interés entre los inversores«. Algo que en los últimos meses se ha ido acrecentando. «El valor de compra ha bajado, pero la demanda y los precios de alquiler han subido, lo que lo convierte en una excelente opción de inversión», asegura, confirmando que la rentabilidad subirá en los próximos meses como fruto de la demanda de arrendamiento.

Una de las características, por la que es un activo interesante, es que no tiene la complejidad que poseen otros, como las oficinas, hoteles o centros comerciales. A su vez, la inversión inicial es muy inferior respecto a otros inmuebles, por lo que en muchas ocasiones no hace falta financiación. Otros aspectos positivos son los escasos gastos de mantenimiento, al alta demanda de alquiler si se elige una buena zona y unos impagos poco frecuentes.

Por otro lado, la ley es más flexible con estos alquileres, pues no están sujetos a la Ley de Arrendamientos Urbanos. Llegado el caso, será más fácil vender y convertir el activo nuevamente en dinero efectivo. El principal problema, según indica el director del área de Real Estate Investment Baking, Carlos de la Torre, es «la falta de liquidez en el momento de la venta, puesto que el número de inversores enfocados en estos activos es mucho menor que en otros segmentos inmobiliarios».

El efecto de la pandemia

Tras pasar la peor parte de la pandemia, ahora los expertos consideran que es el momento ideal para invertir. En primer lugar, ya empieza a haber cierta recuperación, mientras los consumidores han descubierto nuevas necesidades tras el confinamiento, asevera Cristina Arias, directora del Servicio de Estudios de Tinsa. Además, con la pandemia hay cierto recelo a usar el transporte público, especialmente en las grandes ciudades, donde está masificado. Como consecuencia, se incremente el uso del vehículo privado. Eso, y las complejidades para aparcar en según qué zonas, las convierten en un activo interesante.

Recomendado

No te pierdas