16.7 C
Latacunga
miércoles, agosto 10, 2022

Recomendado

Suricatas y noches estrelladas en el salar de Makgadikgadi

Makgadikgadi significa en lengua twsana «el lugar seco más seco aún». Ocupa la esquina noreste de Botsuana y es el fondo desecado de un paleolago. Hace millones de años, tres grandes ríos nacían en las montañas de Angola y desembocaban en el océano Índico: el Okavango, el Kwando y el Zambeze. Hace dos millones de años, el movimiento tectónico que dio origen a la falla Kalahari-Zimbabue creó una cuenca que cegó la salida al océano de los tres, generando un enorme lago del tamaño de Suiza. Cuando, mucho tiempo después, las aguas encontraron cómo seguir su camino, el gran lago se evaporó dejando tras de sí un fondo plano y cargado de sales minerales, tan yermo como un paisaje lunar. La nada más absoluta. A estos salares se les conoce en África como pan (su acepción en inglés) y el de Makgadikgadi, con 37.000 kilómetros cuadrados —aunque repartidos en varias cuencas inconexas—, es de los más grandes del mundo (el de Uyuni, en Bolivia, por ejemplo, mide algo más de 10.000 kilómetros cuadrados pero en una sola cuenca).

Seguir leyendo.

Recomendado

No te pierdas