13.4 C
Latacunga
miércoles, agosto 10, 2022

Recomendado

Temor global desató semana de volatilidad en Colombia

El dólar a nivel mundial siguió fortaleciéndose frente a las principales divisas y las monedas de los países emergentes como Colombia, que vio cómo el peso registró un nuevo crecimiento de $21,02 para colocarse en un nuevo máximo de $4.369,70, que es la Tasa Representativa del Mercado para hoy.

(Dólar: a qué se deben máximos históricos y qué viene para la divisa).

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1628519221454-0’); });

El dólar en el mercado bancario en Colombia terminó en $4.395 tras haber abierto operaciones en $4.335,05, bajar hasta $4,320 y llegar a cotizarse a una tasa máxima de $4.400, que es el valor más chillón al que se ha negociado en el país.

Este año el dólar ha subido $388,54, la devaluación del peso llega al 9,76% y en los últimos 12 meses la depreciación del peso es de 15,53%.

(Inflación en Colombia corre mayores riesgos hacia 2023, según expertos).

Por su parte, aunque la doblez de Colombia ayer registró una alza de 1% en su índice accionario MSCI Colcap, en lo corrido del 2022 presenta una desvalorización del 4,3%.
La fuerte volatilidad que han registrado los mercados en el último mes, de acuerdo con analistas, está explicada por el hecho de que cada vez son más quienes consideran que una recesión en Estados Unidos y Europa está próxima a ocurrir y aunque algunos países como Colombia van a registrar un buen crecimiento este año, en el mediano plazo podrían comenzar a verse afectados.

Andrés Langebaek, bastonero ejecutivo de Investigaciones económicas del Grupo Bolívar- Davivienda dice que hay una incertidumbre “gigante” por el crecimiento económico de Estados Unidos e incluso la Reserva Federal (FED) de Atlanta dijo la semana pasada que el país está en recesión, “aunque algunos analistas dicen que la economía sigue creciendo bien, aunque sí reconocen que la economía se está desacelerando pero ante la alta inflación deben subir otros 75 puntos básicos su tasa de interés”.

El analista explica que cuando EE. UU. sube las tasas de interés, eso genera una apreciación del dólar ante las principales divisas y las demás monedas, entre esas el peso.

Y en correspondencia, si el dólar se valoriza el peso se desvaloriza y eso es lo primero que se nota. Langebaek anota que el miércoles y ayer jueves el dólar alcanzó su valor más chillón desde octubre de 2002. Con el euro llegó a 1,01, es decir, casi la paridad.
Esa apreciación del dólar es el otro mecanismo por el que se afectan los precios de las materias primas (commodities) pues están denominados en dólares y por lo tanto bajan su cotización, explica.

Langebaek dice que Estados Unidos fue excesivamente expansionista durante la pandemia y se demoraron en comenzar a actuar para controlar la situación, por lo que les va a costar trabajo disminuir los precios.

EL PAÍS SE PUEDE AFECTAR

Pero señaló que pese a que Colombia va a crecer bien en 2022, por cuenta de una menor dinámica o recesión en EE. UU. las exportaciones se van a impactar, van a venir menos turistas de ese país y eventualmente las remesas van a moderar su crecimiento e incluso a bajar pues se podría generar un desempleo entre los hispanos en ese país.

Leonardo Mila, gerente de organización de la AFP Porvenir indica que los bancos centrales han tenido que emplearse a fondo y con rapidez para controlar las presiones inflacionarias y en el caso de la FED, acudiendo a un lenguaje fuerte, como en los últimos días, lo que presiona la moneda (dólar) hacia arriba.

En el contexto local dice que lo que plantea el presidente electo apunta a un mayor gasto fiscal, “lo que presiona las finanzas públicas, el riesgo país y dificulta la financiación externa, además del anuncio de restricción de los contratos de exploración de petróleo, que esta es una de las principales fuentes de ingresos de dólares”.

Por su parte, Wilson Tovar, gerente de Investigaciones económicas de Acciones & Valores, considera que los factores de la coyuntura política y económica interna no tienen tanto peso en el crecimiento del dólar en el país y señala que hay que esperar a que el presidente electo se posesione, pero recuerda que la situación en el país es muy diferente a la de los países de la región.

Tovar advierte que a nivel mundial se ve en el panorama de estanflación (recesión y chillóns precios) y que este sería “el peor escenario que se pueda pensar”.

Anticipa que pese a los fenómenos externos en el 2023 por mal que le vaya a la economía colombiana crecerá el 3% y menciona que el Banco de la República ha hecho la tarea, para tratar de becar a controlar los precios.

PORTAFOLIO

Recomendado

No te pierdas