6.2 C
Latacunga
sábado, agosto 13, 2022

Recomendado

¿Tributaria de Petro serían tan ambiciosa como busca nuevo gobierno?

La elección de Gustavo Petro como el próximo presidente ha generado incertidumbre en los mercados, sin embargo, para Ernesto Revilla, economista jefe de Citi Research para América Latina, como se ha visto en otros países, no se espera que se lleve a cabo un gran cambio en la macroeconomía del país.

(Lea: Uribe dijo que apoyará lo que considere positivo del gobierno de Petro). 

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1628519221454-0’); });

No esperan un impacto fuerte en la macroeconomía, ¿por qué?

Usualmente los analistas locales suelen ser más pesimistas que los extranjeros, pues viven el día a día de las noticias y están inmersos en el ambiente político. Pero una vez que se compara con frialdad con el resto de países, son más evidentes las fortalezas y los contrapesos que hay.

Petro llega tras un ciclo en el que ya ganaron Boric, Castillo o López Obrador, que despertaron mucha incertidumbre en los sectores privados, pero lo que hemos visto es que en la macroeconomía no han cambiado tanto la trayectoria que ya existía de responsabilidad y ortodoxia, todos han girado hacia ello en el gobierno.

¿Cuáles son las fortalezas de Colombia?

Colombia tiene incluso más tradición que el resto de responsabilidad fiscal, es el único de la región que nunca ha hecho un default, por lo que parece más difícil aun que se pueda cambiar la macroeconomía. Además, instituciones como las Cortes o el Banco de la República van a ser contrapesos. Podría haber un deterioro, pero no tan fuerte como el que se piensa.

Ernesto Revilla, economista en jefe de Citi para América Latina.

Archivo particular

¿Cuáles son las propuestas de Petro sobre las que tienen el foco puesto?

Es difícil que las propuestas de campaña se lleven a la realidad, cuando se llega al gobierno es cuando se conocen los márgenes para gobernar y la necesidad de recursos. Yo le doy poco peso a las propuestas de campaña y vamos a esperar a las medidas de gobierno y a su gabinete real.

Lo que se ha dicho de la exploración de petróleo suena difícil, pues va a necesitar esos ingresos para el presupuesto. También, hemos hablado con sus asesores económicos y sí se prevé un mayor gasto público, y aunque financiarlo con impuestos no es tan fácil de hacer, nos gusta que no se quiere financiar con déficit.

¿Qué tan difícil ven sacar adelante esa gran reforma tributaria?

La propuesta que escuchamos es la de recaudar 5% del PIB, lo cual es muy difícil y hay pocas o ninguna excepción en mercados emergentes de reformas que hayan logrado esa cantidad, pero es un proceso en el que habrá una negociación y en la aprobación las cifras bajarán. Alguna reforma saldrá, quizá no con la ambición que tiene hoy Petro, pero sí le dará la posibilidad de financiar algunas propuestas, y tendrá que limitar otras.

Todos han sido muy optimistas con el PIB de Colombia en 2022. ¿Cuáles son los riesgos a la baja que ven?

Hay una vulnerabilidad que me preocupa, que es su alto déficit fiscal aunado al de cuenta corriente, y ese es un problema casi exclusivo en la región, pues parte de países mejoraron su cuenta corriente con la pandemia al dejar de importar. Eso significa que necesita más financiamiento externo, y eso deja a Colombia más vulnerable cuando las condiciones se vuelven más complicadas con la Fed subiendo tasas y una perspectiva a la baja en el precio del petróleo. Son temas preocupantes.

¿Qué espera para la inflación del país?

Ya debe estar tocando su pico entre junio y julio. Las tasas de interés ya han repuntado y eso va a ayudar a bajarla, aunque la economía se desacelerará. La inflación es elevada, pero esperamos una desaceleración gradual, aunque siguen los riesgos al alza con el conflicto en Ucrania, que es impredecible, y con más alzas de la Fed, lo que puede depreciar las monedas y puede acabar golpeando la inflación.

Esperamos una inflación de 8,1% este año y de 4,2% el próximo, mientras que el PIB crecería 5,9% en 2022 y 2,9% en 2023.

¿Cómo ha visto el impacto de la pérdida del grado de inversión en Colombia?

La pérdida del grado de inversión es un reflejo de esas tensiones. Y es desafortunado, pues sube el costo del financiamiento justo cuando esos recursos se están volviendo más escasos en el mundo.

(Además: Gustavo Petro dio detalles de lo que sería su reforma tributaria). 

La causa común de la baja de calificación y la cuenta corriente es el déficit fiscal, que es el pecado original. Si este se corrige como se dice en el Marco Fiscal, va a mejorar el de cuenta corriente y Colombia podría aspirar a recuperar el grado de inversión, pero sin duda no en el corto plazo, sino más hacia el mediano.

¿Cree que el gobierno de Petro podrá mejorar los indicadores sociales?

Los retos sociales son comunes en toda América Latina, con una pobreza elevada y sostenida, también con desigualdad, una provisión de servicios públicos muy inconsistente y con mala calidad en algunos casos de educación y de salud. Todos están de acuerdo con una agenda que mejore esa situación, pero la gran pregunta es cómo hacerlo, porque en la región hemos tenido la experiencia de que cuando se hace mal acaba siendo perjudicial para la población que se quiere beneficiar.

Hay un giro hacia una mayor demanda de servicios sociales y los gobiernos deben responder, incluso con más gasto, pero de una manera que no se vulnere el crecimiento sostenido de largo plazo.

¿Por qué sigue el optimismo con el país si el mundo se está desacelerando?

Tiene muchas fortalezas, como el dinamismo en su demanda interna, que no es común en América Latina, así, el consumo y la inversión siguen sorprendiendo al alza. Otra es su gran consenso social a favor de la estabilidad macroeconómica independientemente del gobierno. Y Colombia tiene una gran oportunidad con el neartshoring gracias a una población y una economía flexible e innovadora.

PORTAFOLIO

Recomendado

No te pierdas